Gustock en Samborondón, el ‘intrépido’ festival que fusiona gastronomía y música en su primera edición

El músico Antonio Hanna es el encargado de organizar este evento que busca institucionalizarse en próximas ediciones.

Los allegados a Antonio Hanna (50 años), integrante de la agrupación guayaquileña Los Intrépidos, conocen dos de sus pasiones: la cocina y la música. Esta última la ha venido trabajando desde hace 31 años junto con sus compañeros de banda Luis Caputti y Miguel Cabrera, incluso desde que estaban en la secundaria. Pero ahora el baterista decidió emprender un evento que fusiona lo que más le gusta: Gustock, el primer festival de música, arte y gastronomía.

Era algo que lo venía cocinando desde algún tiempo, sobre todo durante el inicio de la pandemia cuando se metió a hacer un curso en la Escuela de los Chefs, donde aprendió a cocinar porque antes ni un huevo frito sabía preparar. “El nombre de Gustock, cuando MTV era MTV, había un programa de cocina donde cocinaba Fabián Zorrito Von Quintiero, tecladista de Soda Stereo, hace unos 25 o 30 años. Ese nombre se me quedó grabado, por lo que decidí hacerlo, incluso lo pensé antes de la pandemia. Dos de los sectores más golpeados fueron el de la restauración y el entretenimiento; es más a este último fue al que le abrieron las puertas al último. Así como dicen que los médicos fueron los héroes durante esa pandemia, yo también digo que los restaurantes y los músicos lo son, prácticamente sobrevivieron, tuvieron que reinventarse para subsistir. Así que más que un festival, Gustock es un homenaje a ellos”.

Hanna quiere que esta primera edición sea el inicio de otras. “Una de las ideas que tengo es institucionalizar el festival. Esta vez, por cuestiones de tiempo, lo hice más rápido, por eso como que se inclina un poquito más a la música. Pero para el próximo año quiero que sea de tres días y no de dos. Quiero que existan ponencias, charlas, talleres con chefs locales e internacionales y que los estudiantes de gastronomía vayan a esas ponencias y que conozcan más sobre pastelería, chocolatería, pastas y en la noche darle espacio al entretenimiento sin olvidar, pues a los emprendedores que mostrarán lo mejor de su cocina y venderán sus productos”.

¿Esta primera edición es como una prueba? “A mí me gustó mucho el concepto de la Feria Raíces cuando recién lo lanzaron, pero en las últimas ediciones he visto que han dejado más la parte académica y se ha convertido más en un patio de comidas. Yo no quiero desviarme por esa ruta, quiero tener más la parte académica. Es cierto, todos buscan un fin económico y eso está bien, pero también que los estudiantes puedan escuchar ponencias de chefs de afuera, algunos de ellos incluso están enamorados de los productos que tenemos los ecuatorianos y nosotros no nos damos ni siquiera cuenta de eso. Eso sería muy importante en el festival”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.