Moscatelli, Pujals, Santana y Soifer

Todos son artistas y tienen en común el placer por la excelencia.

El jueves 20 de octubre invitan a compartir un momento especial entre arte y amigos.

Enzo y Sergio Moscatelli son tercera generación de artesanos y restauradores. Una empresa de 100 años al servicio del arte

“Desde 1924 hemos desarrollado una historia de profundo conocimiento en la artesanía clásica italiana, las artes y técnicas de la restauración y la realización de diversos estilos y terminaciones que nos caracterizan. Tradiciones de trabajo transmitidas a través de tres generaciones que permanecen inalterables en el tiempo. Nos distinguimos en la realización de marcos de estilo, recreando modelos antiguos, siguiendo los procedimientos originales, y utilizando materiales auténticos: maderas nobles, oro, plata, pigmentos y pátinas. El proceso de construcción respeta integralmente las formas de origen y da como resultado piezas que enriquecen las obras de arte.

Desarrollamos el oficio de la restauración en objetos de madera, trabajando con policromados, dorados y lustrados, aplicando tratamientos de conservación, desinfección y consolidación, manteniendo las características originales.
Nuestro objetivo al realizar una réplica o un nuevo diseño es la satisfacción de permanecer fieles al espíritu con el que fue creada esta empresa y poder transmitir al cliente, mediante nuestro trabajo, nuestro amor por el oficio aprendido.”

Tana Pujals (1953) nació en Río de Janeiro sus primeros estudios los cursó con Juan Storm, alumno del Taller de Joaquín Torres García en Montevideo. En Buenos Aires y estudia tinta china y dibujo con Susana Dominguez Soler y, más tarde, con Enrique Castro se perfecciona en dibujo ecuestre y otros animales. A partir de 1989 participa en muestras en Criadores de Pura Sangre de Carreras. Su pasión por los animales la lleva a retratar todo tipo de animales.
La mirada naturalista se expresa en cada uno de sus trazos. Le interesa la psicología animal para plasmarla en el papel. Con el lápiz como herramienta, traza las líneas de su narrativa poniendo al retratado en el primer plano como único interés y foco en la composición. Utiliza líneas claramente definidas con trazos justos y suaves, por momentos la línea se vuelve evidente y en otros la oculta. Genera texturas táctiles sin llegar a ser hiperrealistas. Hace uso de una luz artificiosa y universal sin sombras, sólo para resaltar algún rasgo de la personalidad de sus retratados.

José Luis Santana (1967) nació en Comodoro Rivadavia y se formó como informático petrolero. Ingresó al mundo de la fotografía bajo la mirada sagaz y creativa de Rosa Revsin, hace más de 20 años, y con quien “entrenó el ojo”. Su elección por el blanco y negro delata una búsqueda formal, “solo se trata de luces, sombras y formas. Fotografiar es ganar y perder -afirma- ganas al captar un instante y, al elegir el blanco y negro, se pierde el color y ya no hay manera de volver atrás.”
En el año 2007, ya establecido en Buenos Aires, descubrió su inclinación por la fotografía urbana que también desarrollaría en otras ciudades del mundo. Retrata las metrópolis y sus gentes siempre desde ángulos novedosos usando, como herramienta, la discreción de las cámaras de celular, “un arma más discreta e intrusiva que una reflex”. En muchas de sus fotografías se observa una búsqueda por la abstracción, una síntesis en un intento por “capturar” con su lente la esencia misma de la ciudad y de la los habitantes que la transitan a quienes, sigilosamente, les “roba el alma”.

Leonardo Soifer es escultor. Este polifacético argentino – italiano – uruguayo, inició su carrera profesional en marketing, relaciones públicas y comunicación. Obtuvo una maestría en Global Marketing Communications en Boston, USA. Trabajó como periodista durante 7 años realizando proyectos editoriales para The New York Times y Le Monde entre otros medios. Vivió en Estados Unidos, España, Brasil, Uruguay, México, Islas del Caribe, Italia, Portugal, Kuwait, UAE y Arabia Saudita. Es socio fundador de Gota Water, una empresa de agua mineral natural premium, basada sobre principios de desarrollo sustentable y personalización.
En su pasión por la escultura, refleja una búsqueda de evolución espiritual y expansión de la conciencia. Trabaja en cerámica, madera y mármol, siempre con formas abstractas. Se especializó con maestros referentes en cada una de las materialidades. Se inició en la cerámica con el maestro Leo Tavella, quien le abrió su taller y le brindó todo su conocimiento; allí trabajó a tiempo completo y sin horarios. Con Elena Soboleff, profundizó en el secreto de los esmaltes. También fue discípulo de la reconocida Constantina Iconomopulos en el Museo de la Fundación Rómulo Raggio. Para el mármol eligió y cumplió el sueño de ser discípulo de Boutros Romhein en Carrara, Italia de quien aprendió una nueva cosmovisión de la escultura. El proceso de cada obra lo apasiona; mientras trabaja las ideas van y vienen en su cabeza pero, en un momento, la “mente se apaga” y el modelado se convierte en una meditación. Las formas orgánicas de sus esculturas se nutren de la naturaleza y respetan la proporción áurea. Hoy las ve como maquetas de las grandes esculturas que sueña con esculpir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.