Voces del Antiguo Egipto: Descifrando los jeroglíficos

Voces del Antiguo Egipto: Descifrando los jeroglíficos

Del 13 de octubre de 2022 al 19 de febrero de 2023, el Museo Británico presenta una exposición que conmemora los 200 años del desciframiento de los jeroglíficos egipcios.

Fuente: Museo Británico · Imagen: La Piedra de Rosetta. Granodiorita; Rasid, Egipto; Ptolemaico,196AC © The Trustees of the British Museum

Jeroglíficos: descifrando el antiguo Egipto” es un viaje por las inscripciones y objetos que ayudaron a los estudiosos a descifrar la lengua del Antiguo Egipto, uno de los grandes hitos en la historia del estudio del mundo antiguo. La exposición presenta unos 240 objetos, incluyendo préstamos de colecciones nacionales e internacionales, pero entre los que destaca, como no podía ser de otra manera, la Piedra de Rosetta, una de las piezas más célebres del propio Museo Británico.

Por primera vez en milenios, los antiguos egipcios pudieron hablarnos directamente”, declaró Hartwig Fischer, director del Museo Británico, explicando la importancia del hito conmemorado por la exposición. “Al descifrar el código, nuestra comprensión de esta increíble civilización nos ha proporcionado una ventana sin precedentes a la gente del pasado y a su forma de vida.

El Museo Británico explica que la exposición “traza la carrera hacia el desciframiento, desde los esfuerzos iniciales de los viajeros árabes medievales y los eruditos del Renacimiento hasta los avances más centrados del erudito francés Jean-François Champollion (1790 – 1832) y el inglés Thomas Young (1773 – 1829). La Piedra de Rosetta podrá verse junto a las mismas inscripciones que Champollion y otros estudiosos estudiaron en su afán por comprender el pasado antiguo. La exposición también incluirá objetos impresionantes que ponen de manifiesto el impacto de ese avance.

Imagen: La cuenca encantada. Sarcófago de Hapmen, granito negro. al-Hawd al-Marsud, Egipto, 26ª dinastía, 600 a.C. © The Trustees of theBritish Museum

Además de la Piedra de Rosetta, “entre los objetos estrella se encuentra ‘la cuenca encantada’, un gran sarcófago de granito negro de alrededor del año 600 a.C., cubierto de jeroglíficos e imágenes de dioses. Se creía que los jeroglíficos tenían poderes mágicos y que el baño en la cuenca podía ofrecer alivio a los tormentos del amor. El baño ritual reutilizado se descubrió cerca de una mezquita de El Cairo, en una zona que aún se conoce como al-Hawd al-Marsud, ‘la cuenca encantada’. Desde entonces se ha identificado como el sarcófago de Hapmen, un noble de la 26ª dinastía.”

También se exponen, entre otras piezas de interés, el papiro del Libro de los Muertos de la reina Nedjmet; la venda de la momia de Aberuait, procedente del Museo del Louvre de París, o el cartonaje y la momia de la dama Baketenhor, prestados por la Sociedad de Historia Natural de Northumbria.

Contenido relacionado

La entrada Voces del Antiguo Egipto: Descifrando los jeroglíficos se publicó primero en theartwolf.

 Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.