Hybrid lashes: descubre la nueva técnica de aplicación de extensiones de pestañas

Las pestañas híbridas (hybrid lashes) son lo último en extensiones de pestañas. Te contamos todo sobre esta nueva técnica de aplicación que aporta volumen y longitud, sin renunciar a una mirada natural.

Diariamente, se nos caen entre 1 y 5 pestañas y su ciclo vital atraviesa las mismas fases que el cabello: crecimiento, reposo y caída. “Al igual que el resto de nuestro cuerpo, ellas también sufren el imparable efecto del paso del tiempo y, con él, el envejecimiento, que se ve reflejado en ellas cuando pierden longitud, se vuelven mucho más rígidas, menos flexibles y menos densas”, afirma Aura Serras, directora de RevitaLash España.

Tanto si la naturaleza no te ha recompensado con unas pestañas voluminosas y largas como si ves que ya tienen una edad, tienes tres opciones: las máscaras de pestañas, cuyas fórmulas cada vez son más eficaces, no solo a corto plazo, sino también a largo; los tratamientos específicos para fortalecerlas, y las extensiones, con las que lograr una caída de ojos 100% personalizada. Si eres de las que han probado estas últimas alguna vez, pero has decidido que no te convencen del todo, quizá sea porque con ellas no habías encontrado la naturalidad que buscabas. Por suerte, ahora han llegado las hybrid lashes, una técnica de aplicación bastante nueva que es capaz de aumentar el volumen y la longitud sin renunciar al aspecto suave y natural.

Las fórmulas cada vez son más eficaces, no solo a corto plazo. (Shiny Diamond para Pexels)

“Combinan dos técnicas: las pestañas de volumen y las clásicas. Es más, se podría decir que ambos protocolos se fusionan en uno para crear un efecto intermedio que tiene, además, la ventaja de que permite personalizar totalmente el acabado, pues el abanico de efectos de las híbridas es enorme”, explica Verónica Castro, directora del centro de belleza Vanitas Espai. De ahí que sean perfectas para conseguir longitud y volumen, sin aportar un toque algo artificial a la mirada: “Aúnan lo mejor de las dos técnicas porque aportan la definición de un tratamiento clásico, pero con más profundidad y volumen, y sin ofrecer resultados artificiosos”.

¿Pestañas clásicas o hybrid lashes?

La principal diferencia con las extensiones clásicas es que las híbridas aportan más densidad, pues se trabaja con un ratio de más de una pestaña postiza por cada una natural, mientras que las clásicas se aplican con un ratio de una postiza por cada pestaña natural. “Para lograr esta nueva opción, el especialista suele combinar 50% de clásicas y otro 50% de pestañas de volumen. También es frecuente hacer 70% de volumen y 30% de clásicas”, añade la experta.

El grosor y largo del postizo en este tipo de tratamiento varía en función del efecto que se quiera conseguir. Por ejemplo, “si añades pestañas de volumen en el centro se crea una mirada más abierta; si lo haces en las esquinas interiores y exteriores, conseguirás un efecto de ojo más rasgado”, detalla Castro. Y aunque en las extensiones de pestañas clásicas también se puede jugar con diferentes tamaños, el volumen es bastante menos notable que en las híbridas.

¿Para quiénes son aptas?

La buena noticia es que son aptas para todo tipo de pestañas, aunque “los mejores resultados se consiguen en las que son medianamente largas y sanas. En las muy cortas, finas y/o debilitadas es mejor aplicar pestañas de volumen de forma exclusiva”, recomiendan desde Vanitas Espai. Además, también se puede recurrir a esta técnica para rellenar los espacios entre pestañas naturales, siendo el resultado más eficaz que el que se logra con la colocación de extensiones clásicas. Esto se debe a que “al manejar un ratio de varias pestañas por cada pestaña natural, el relleno es mucho más denso”, matizan.

Las hybrid lashes son un paso inicial para las extensiones. (алекке блажин para Pexels)

Si eres de las que aún no te has atrevido con las extensiones, esta puede ser una buena opción para empezar, ya que las hybrid lashes proporcionan una apariencia más voluminosa pero no tan exagerada como ocurre con algunos otros métodos de aplicación.

Prepárate para tu cita

Lo más importante es que no vayas con el tiempo justo, puesto que la colocación se lleva a cabo en una hora y media, aproximadamente. Recuerda que se trata de “un proceso meticuloso y orientado a los detalles, así que asegúrate de no programar una cita en la que vayas apresurada”, advierte Castro.

Acuérdate de llegar al centro con las pestañas limpias, sin maquillaje y sin haberte aplicado aceite en todo el rostro el mismo día del tratamiento, pues este producto podría dificultar que las extensiones se adhieran correctamente a las pestañas.

Fuente: https://www.vanitatis.elconfidencial.com/estilo/belleza/2022-10-01/hybrid-lashes-extensiones-pestanas_3497824/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.