Los alimentos que te ayudan a combatir la tristeza

Ay, el síndrome posvacacional… Es ese, también conocido como ‘depresión posvacacional’, que se define por ser un proceso adaptativo a la vida laboral más dificultoso. Irene Giménez, psicóloga del Institut Dra. Natalia Ribé, afirma que no es una enfermedad, sino que se trata de algo transitorio (su duración estimada son un par de semanas) caracterizado por unos síntomas y un estado de ánimo concreto. A nivel físico, la profesional señala que puede aparecer “fatiga, cansancio, sueño, falta de apetito y dificultad para la concentración”, mientras que en el plano psicológico destaca una falta de interés o de motivación, un estado de irritabilidad o de nerviosismo e, incluso, de cierta tristeza. Si bien es cierto que son factores que se pueden confundir con los de una depresión, la experta insiste en que la clave es que se desencadenan por la vuelta al trabajo tras unas vacaciones (está muy determinado) y que no deben durar más de dos semanas (tiempo suficiente para adaptarte a tu rutina habitual).

La depresión posvacaciones no debe durar más de un par de semanas. (Brooke Cagle para Unsplash)

Para minimizar los daños colaterales de esta situación (que probablemente se repita cada vez que puedes disfrutar de unas semanas libres), algunos consejos populares entre los expertos son:

  • Planificar adecuadamente las tareas laborales, dosificando su gestión a través de pequeñas metas para que el agobio no se incremente.
  • Tener una visión general de los asuntos pendientes para ejecutarlos en el momento más oportuno, según el nivel de energía y humor.
  • Realizar ejercicio. Cuanto haces deporte, liberas endorfinas que te ayudan a sentirte mejor y de ese modo “la sensación de tristeza ante el fin de las vacaciones será menor”, apunta Irene Giménez.
  • Descansar adecuadamente. El sueño es un factor esencial para combatir el cansancio y la tristeza, sentirte más creativo y resolutivo… Su ausencia suele provocar mal humor.
  • Seguir una dieta saludable, rica en frutas y verduras (con, al menos, cuatro piezas diarias de las primeras y un par de raciones de las segundas), en la que no pueden faltar los alimentos que te ayudan a mejorar el ánimo.
Con el otoño llega el trastorno afectivo estacional (TAE), también conocido como depresión estacional. ¿Preparada? (Anastasia Vityukova para Unsplash)

Si tienes más que superada la depresión posvacacional, enhorabuena. Pero no podemos olvidar que el otoño ya está aquí y con él el cada vez más popular trastorno afectivo estacional asociado. “El trastorno afectivo estacional (TAE), también conocido como depresión estacional, es un fenómeno que se intensifica en los meses de otoño e invierno y que presenta unos síntomas similares a los de la depresión”, especifica Andrea Trujillo, psicóloga de Blua de Sanitas. La suma del frío, junto a que los días cada vez son más cortos, pueden traducirse en “tristeza, astenia, irritabilidad y, en ocasiones, en una mayor necesidad de consumir hidratos de carbono como, por ejemplo, dulces”, explica la psicóloga.

No pierdas detalle sobre los imprescindibles de tu compra. (Hanson Lu para Unsplash)

La conclusión: la lista de alimentos que proporcionan felicidad es una gran aliada para mejorar tu día a día…

Los alimentos más ‘happy’

La Dra. María José Crispín, médico nutricionista de Clínica Menorca, desvela cuáles son los ingredientes que debes incluir en tu alimentación si lo que buscas es animarte, prevenir la tristeza o reducir el estado de estrés:

Agua. No la subestimes porque tu organismo la necesita para realizar infinidad de procesos fisiológicos. La experta determina que, incluso una ligera deshidratación, “puede suponer un cambio importante en el estado de ánimo”.

Frutas y verduras. Los cítricos (también el kiwi, los pimientos verde y rojo, el brócoli o el tomate) contienen altos niveles de vitamina C (entre otras vitaminas), lo que estimula al sistema inmunológico (son potentes antioxidantes), controla la hormona relacionada con el estrés y optimiza los niveles de dopamina (hormona del placer) y serotonina (hormona de la felicidad). El consejo de la profesional es consumirlos mejor en ayunas con el fin de potenciar su efecto contra el estrés o el cansancio. El plátano es otra de las frutas que no debería faltar en tu lista de la compra ya que, al ser rico en triptófano, también estimula la creación de la aclamada serotonina.

No subestimes a las frutas y verduras de color morado. (Bruna Branco para Unsplash)

En el área de las verduras, resultan imprescindibles las de hoja verde, pues son ricas en ácido fólico, que te facilita el mantenerte calmada. Una mención especial merecen las frutas y verduras que son moradas como las cerezas, las moras, los arándanos, las berenjenas, los rábanos… Pues contienen “antocianinas, sustancias con acción antioxidante a nivel cerebral. Han demostrado ser útiles en la lucha contra el estrés“, apunta la nutricionista.

Carne roja o de ave. Son fuente de vitamina B12 y hay evidencias que indican que la carencia de dicha vitamina se relaciona con casos de depresión.

Animales del mar. El pescado azul te ayuda al funcionamiento adecuado del sistema nervioso gracias a que es una fuente de ácidos grasos omega-3. Los mariscos (ricos en selenio, vitamina B12 y zinc) optimizan la actividad del cerebro, controlan la ansiedad, mantienen el ánimo y colaboran para que el sistema inmune se encuentre mejor.

Carbohidratos y legumbresLos primeros proporcionan energía, pero es importante seleccionar los que aportan una absorción lenta (de granos integrales o de legumbres) porque ayudan a controlar los niveles de glucemia. Las legumbres se encargan de mantener la energía y también de recuperarla.

Aprovecha los probióticos de los yogures o el kéfir. (Anshu A para Unsplash)

Fermentados. El kéfir o el yogur están repletos de probióticos que influyen para regular la flora intestinal. No podemos olvidar que la salud del intestino está relacionada con las emociones, ya que “también tiene células que generan serotonina y eso mejora con la microbiota adecuada”.

Frutos secos. En general, son una fuente de ácidos grasos omega 3. La especialista destaca las nueces, porque ayudan en la formación de triptófano, o los anacardos, que minimizan el estrés o la fatiga mientras ayudan a optimizar el rendimiento físico.

Chocolate negro o cacao puro. Lee bien porque no vale cualquier producto que venga etiquetado como chocolate. Debe contener, al menos, un 70% de cacao y no pasarte con el consumo (basta con 1-2 onzas) para mimar a tu sistema nervioso y disfrutar de una sensación de bienestar.

Aprovecha los beneficios psicoestimulantes y la capacidad de aumentar el nivel de actividad físico y mental del café. (Brooke Cagle para Unsplash)

Café. Has leído bien, pero con matices. Aprovecha los beneficios psicoestimulantes y la capacidad de aumentar el nivel de actividad físico y mental (genera sensación de bienestar) de la cafeína sin abusar de ella o puedes tener el efecto contrario, que se traduce en ansiedad, insomnio…

Manzanilla. La clave está en consumirla de forma regular, pues un estudio elaborado porque Universidad de Pennsylvania demostró que, tras ocho semanas, reducía los síntomas en personas con trastorno de ansiedad generalizada. Otras opciones que puedes añadir a tu lista de la compra son valeriana, flor de naranja o hierbaluisa.

Fuente: https://www.vanitatis.elconfidencial.com/estilo/belleza/2022-09-25/alimentos-ayudan-combatir-tristeza_3489777/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.