Waterless hair: productos para cuidar de tu melena y el medioambiente

El concepto ‘waterless beauty’ ha llegado para quedarse gracias al necesario movimiento de preservar uno de los bienes más preciados que nos otorga la naturaleza: el agua. Se trata de un elemento esencial de las referencias cosméticas, ya sea como disolvente de otros principios activos, como ingrediente esencial para optimizar la textura o la consistencia de un producto o como factor indispensable para su aplicación.

El agua es un componente muy común en cosmética. (Kalisa Veer para Unsplash)

Las fórmulas de cuidado personal ‘waterless beauty’ se caracterizan, en un primer lugar, por carecer de este elemento en su composición. Desde la firma capilar Batiste reconocen que otras virtudes de estas opciones ‘anhidras’ es que suelen ser más concentradas y que requieren de menos conservantes ya que, aunque el agua es sinónimo de vida, también es el escenario perfecto para que proliferen bacterias y hongos. Así, y para que puedan prescindir de ella, deben estar compuestas por activos liposolubles (tienen que poder disolverse en base grasa) como son las mantecas, los aceites, los jabones sólidos…

Las opciones ‘anhidras’ suelen ser más concentradas y requieren de menos conservantes. (Imaxtree)

Con el claro objetivo de ahorrar agua, la aclamada tendencia dio un paso más allá con la incursión de la cosmética ‘waterless-washing’, es decir, la de los limpiadores faciales que no requieren de aclarado… Aunque es cierto que ya existían, se ha puesto de manifiesto los beneficios ecológicos que se pueden obtener si te decantas por ellos. Y ahora ha llegado el momento de cuidar de tu cabellera con el máximo respeto hacia el medioambiente.

Apuesta por el ‘second day hair’

Si atrasas un día la sesión de lavado, obtendrás una melena más sana, fuerte y con un plus de brillo. (Imaxtree)


La misión es no lavarse el pelo cada día. Si bien es cierto que los beneficios en términos de sostenibilidad son obvios (consumes menos agua), hay una eterna controversia sobre la frecuencia de limpieza ideal. Los expertos de la firma Kevin Murphy afirman que lograr espaciarlos ofrece múltiples beneficios para tu propia melena: ayudas a mantener el color durante más tiempo mientras disfrutas de más volumen y de menos grasa, “ya que el cabello genera más aceites para compensar el exceso de sequedad que produce el abuso del champú”. En sus propias palabras: obtendrás un pelo más sano, fuerte y con un plus de brillo.

Opta por las fórmulas en seco

Sea como sea tu melena, las fórmulas en seco se adaptarán a ella. (Imaxtree)

Hace mucho tiempo que los champús en polvo aterrizaron en nuestras vidas, tanto como el comodín perfecto para espaciar un pelín los lavados como para actuar como un texturizador que aporta un volumen instantáneo (un truco muy popular en los backstages). Ahora puedes encontrar infinidad de opciones con fragancias diferentes y con beneficios extra que van más allá de refrescar, como fomentar el crecimiento del capilar o la fijación de cualquier peinado. El manual de uso de los champús en seco ya lo conoces: debes agitar bien el producto y pulverizarlo de manera uniforme sobre las raíces antes de peinarlo a conciencia.

Dry Shampoo Tropical de Batiste

Batiste.

Dry Shampoo Tropical, de Batiste (3,50 euros), es una de las múltiples opciones de fragancia que ofrece la firma con su icónica composición a base de almidón de arroz.

Champú Seco a la Leche de Avena de Klorane

Klorane.


Todo un clásico creado en 1971. Champú Seco a la Leche de Avena, de Klorane (11,66 euros), se encarga de limpiar con suavidad, en solo un par de minutos y respetando el cuero cabelludo.

En los últimos tiempos, también han surgido los acondicionadores en seco, que son otra categoría de producto que encaja a la perfección con la tendencia ‘waterless’. Su misión es la de su homónimo de siempre: hidratar y, en este caso, ofrecer un efecto refresh. Aunque suena un poco contradictorio, se pulverizan de medios a puntas para nutrir, suavizar, proteger de agresiones externas, retener la humedad e iluminar sin aportar un plus de peso. Son excelentes aliados en la batalla contra el encrespamiento y, una vez más, facilitan el peinado.

¿Ya has probado los acondicionadores en seco? (Becca Tapert para Unsplash)

Algunas de estas curiosas referencias que te conquistarán son:

Young.Again Dry Conditioner de Kevin Murphy

Kevin Murphy.

Young.Again Dry Conditioner, de Kevin Murphy (28 euros), se formula en torno a la siempreviva para ofrecer un cóctel de antioxidantes y un extra de hidratación a las cutículas en un par de pssst.

Dry Texturizing Spray de Oribe

Oribe.

Gracias a sus polímeros patentados, Dry Texturizing Spray, de Oribe (50 euros), aporta un volumen y una textura envidiable en tus cutículas. Parecerá que estás recién peinada durante horas y horas…

Ficha las opciones sólidas

Los primeros limpiadores capilares en seco fueron creados por Lush. (Cortesía de Lush)


La cosmética en pastilla es una de las categorías de producto que más han crecido en los últimos años. Los champús sólidos se crearon en el corazón de la firma británica Lush en el año 1987 y, desde 2015, pueden presumir de haber vendido 58 millones de unidades, lo que ha supuesto que no se hayan fabricado 167 millones de botellas de plástico y eso se traduce en un ahorro al planeta de 4.275 toneladas de plástico. Ese fue el primer paso, ahora hay acondicionadores (e incluso mascarillas en barra) y, entre los beneficios de todos ellos, no podemos olvidar que se encuentran su mayor concentración de ingredientes y la carencia de conservantes sintéticos.

Champú Sólido New de Lush

Lush

Con aceite de canela y de clavo, infusión de pippermint y ortiga, el Champú Sólido New, de Lush (10,95 euros), se encarga de retirar la suciedad, estimular el cuero cabelludo, calmarlo y optimizar el brillo de las cutículas.

Acondicionador Sólido Reparación Intensa de L’Occitane

L’Occitane.

Compuesto por cinco óleos esenciales, Acondicionador Sólido Reparación Intensa, de L’Occitane(12 euros), repara y suaviza el pelo, te ayuda a desenredarlo, aporta suavidad… En solo tres minutos y sin generar residuos extra.

Apúntate a los aceites capilares

Nunca subestimes el poder de los aceites para el cabello. (Diogo Brandao para Unsplash)

Gracias a su capacidad de penetración, a su completa composición y a su versatilidad de uso, los óleos específicos resultan ser grandes amigos del cabello. Los hay con diferentes misiones (adaptadas a las características de cada melena), pero, a grandes rasgos, se centran en nutrir y proteger las cutículas para que que se muestren suavizadas y con un extra de brillo. ¿El plus? Además de carecer de agua en su composición, cunden muchísimo y no necesitan aclarado…

Aceite Botánico Rich de Yves Rocher

Yves Rocher.

El Aceite Botánico Rich, de Yves Rocher (10,95 euros), se compone de óleo bio de coco con el fin de nutrir y proteger de la sequedad mientras ayuda a domar los cabellos muy secos o muy rizados.

12.0 Aceite Capilar Reestructurante de Kose

Kosei.

Con un cóctel de doce óleos preciosos, 12.0 Aceite Capilar Reestructurante de Kosei (18,95 euros) es perfecto para utilizar a diario (solo 3-4 gotas) o como un tratamiento semanal de nutrición profunda.

Fuente: https://www.vanitatis.elconfidencial.com/estilo/belleza/2022-09-30/waterless-hair-cuidar-melena-y-medio-ambiente_3492442/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.