Uso del ‘bótox’ preventivo toma fuerza en mundo estético después de la pandemia.

El llamado ‘efecto Zoom’ con el que las personas se preocuparon más durante la pandemia por reducir las líneas de expresión y verse más jóvenes se mantuvo con el regreso a la presencialidad. Alia Santana, directora científica del Centro Médico Vital, cuenta que esta tendencia en ejecutivos y celebridades se ha visto reflejada en una mayor demanda de varios procedimientos como el ‘bótox’, la sueroterapia o el perfilamiento de labios, con hasta 15 pacientes al día para cada uno.

“Con la presencialidad, las personas quieren tratamientos que se puedan hacer rápido y que tengan resultados inmediatos, sobre todo en la piel y la recuperación del colágeno y la elastina”, añade Santana.

Con este panorama, además de los ‘peelings’ y las limpiezas faciales, la reina sigue siendo la toxina butolínica, mejor conocida como bótox, que, según explica la directora de Vital, no debería tener efectos negativos en quien se lo aplique.

“Siempre debe aplicarse por manos expertas para evitar contraindicaciones, pero es un mito que deforma el rostro o que el dolor es insoportable”, añade Santana.

Esta tendencia no sería nueva y se vendría popularizando, incluso, desde el año de la pandemia, cifras de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (Isaps, por su siglas en inglés) muestra que para 2020, en Colombia, 37,6% de los procedimientos no quirúrgicos que se hicieron fueron bótox; en el listado le sigue ácido hialurónico con 29,6% de participación y depilación con 13,6%.

En total, el país registró 157.896 procedimientos no quirúrgicos ese año, de esa cifra 111.924 fueron inyectables; 15.336 rejuvenecimiento facial y casi 30.000 otros como reducción de grasa y depilación.

La médica estética, Alexandra Rada, también coincide con una mayor búsqueda de las personas por este tipo de procedimientos desde que se superó el confinamiento, pues durante esos meses “la luz de la casa, del computador y del celular, hicieron que las personas se percataran más de un envejecimiento prematuro”, dice.

A esto se añade la desmitificación de que el bótox es únicamente para personas mayores o que ya tengan arrugas, pues como explica Santana, existen arrugas presentes y arrugas dinámicas que aparecen cuando se hacen gestos.

“Este tipo de arrugas son las que se puede prevenir con la colocación del bótox y no debe producir un cambio en la expresión facial. Otro elemento importante es que no es algo genérico y debe aplicarse de acuerdo a cada paciente”, concluye la directora de Vital.

Fuente: https://www.larepublica.co/ocio/uso-del-botox-preventivo-toma-fuerza-en-el-mundo-estetico-despues-de-la-pandemia-3451100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.