Alonso López da un recital en el campeonato de Japón

El español Alonso López (Boscoscuro) protagonizó una auténtica exhibición en su segunda victoria de la temporada, al triunfar en solitario en el Gran Premio de Australia de Moto2 que se ha disputado en el circuito de Phillip Island, a pesar de tener que cumplir con una sanción de «vuelta larga» en su tercer giro al trazado oceánico.

El japonés Ai Ogura (Kalex), que acabó undécimo, es el nuevo líder del campeonato del mundo, con 3,5 puntos de ventaja sobre el español Augusto Fernández (Kalex), la anterior referencia de la categoría, que sufrió una caída en el decimosexto giro y no pudo puntuar.

El italiano Tony Arbolino sorprendió al autor de la «pole position», el español Fermín Aldeguer (Boscoscuro) en la apurada de frenada de final de recta para ponerse al comando de la prueba en la categoría intermedia del campeonato del mundo, con Alonso López (Boscoscuro) y Augusto Fernández (Kalex), el líder del mundial, muy pegado a ellos, en tanto que el japonés Ai Ogura (Kalex), que salía decimotercero, pasó por meta en el giro inicial en el décimo lugar.

La primera vuelta, no obstante, vio al español Alonso López como líder, sabedor de que necesitaba tirar al máximo para cumplir con la penalización de una «vuelta larga» que le impusieron por tirar al italiano Celestino Vietti (Kalex), que aunque no es de las peores del campeonato, le podía hacer perder un par de segundos.

En apenas dos vueltas Alonso López consiguió una ventaja de 1,7 segundos y con sólo una vuelta más para poder cumplir con la sanción si no quería ser eliminado de la carrera, mientras por detrás de él estaban Fermín Aldeguer, Tony Arbolino, Augusto Fernández, el estadounidense Cameron Beaubier y Pedro Acosta.

Con 2,6 segundos de ventaja Alonso López en la tercera vuelta, que fueron 2,8 cuando entró en la zona de sanción de «vuelta larga», Alonso López completó la penalización de manera magistral y regresó a la pista sin perder el liderato de la carrera y todavía con 1,6 segundos de ventaja al concluir el giro respecto a sus inmediatos perseguidores. Una auténtica «machada».

El dominio y superioridad de Alonso López resultó espectacular en ese comienzo de carrera, en la que el español Jorge Navarro (Kalex) y el italiano Simone Corsi (MV Agusta) se vieron involucrados en una caída en la curva cinco en la que el italiano pasó literalmente por encima del español, que quedó tendido en el suelo intentando ser atendido por las asistencias médicas sin que en ningún momento se mostrase bandera roja a pesar de la peligrosidad de la situación generada y con el piloto inerte en la escapatoria de hierba.

Alonso López mantuvo su ritmo frenético para contar nuevamente con 3 segundos de ventaja en la vuelta siete, el mismo giro en el que el italiano Tony Arbolino, que por entonces era segundo, se fue por los suelos sin posibilidad de continuar y Jorge Navarro era retirado de la zona del accidente en camilla.

La carrera, antes de llegar a su ecuador ya estaba completamente rota por el ritmo impuesto por Alonso López, líder en solitario, con sus compatriotas Augusto Fernández y Pedro Acosta como más directos perseguidores, y algo más atrás un grupo de ocho pilotos encabezado por el checo Filip Salac, en tanto que el japonés Ai Ogura sufría más atrás, en el decimocuarto puesto.

Ese grupo de ocho pilotos estuvo formado inicialmente por Filip Salac, el estadounidense Cameron Beaubier (Kalex), el británico Jake Dixon (Kalex), el italiano Celestino Vietti (Kalex) y los españoles Aron Canet (Kalex), que sufrió una caída durante la sesión matinal de entrenamientos libres, Fermín Aldeguer, Manuel «Manugas» González (Kalex) y Jeremy Alcoba (Kalex), que fue el primero en perder el contacto con ese octeto, del que poco después se cayó, «literalmente, Filip Salac y algo más tarde Celestino Vietti corría la misma suerte en la curva seis.

Por delante, el ritmo de Alonso López resultó firme y contundente, consolidando la primera plaza con Augusto Fernández y Pedro Acosta como sus únicos perseguidores ya a más de cuatro segundos cuando estaba a punto de cruzarse el ecuador de la carrera y Ai Ogura continuaba sin dar muestras de recuperación rodando muy atrás.

Pero la suerte le resultó esquiva al español Augusto Fernández, que se fue por los suelos en la curva dos de la decimosexta vuelta, cuando rodaba tras Pedro Acosta y que le impidió continuar en carrera, lo que permitía al japonés Ogura pensar en ponerse líder del campeonato, al contar con una desventaja de 1,5 puntos en la clasificación del mundial al llegar a Australia.

A ocho vueltas del final la situación de carrera era clara. Alonso López sólido líder, Pedro Acosta como único perseguidor, y más atrás un dúo formado por Jake Dixon y Cameron Beaubier, que poco después se fue quedando descolgado del británico, y un cuarteto con «Manugas» González, Fermín Aldeguer, el tailandés Somkiat Chantra y Jeremy Alcoba.

Nadie pudo «toser» a Alonso López, que se adjudicó una victoria sin paliativos, por delante de Pedro Acosta y Jake Dixon, con un trío de españoles tras ellos, Fermín Aldeguer, Manuel González y Jeremy Alcoba.

Aron Canet logró la novena posición, con Ai Ogura undécimo, Albert Arenas (Kalex), decimocuarto y Marcos Ramírez (MV Agusta), decimoséptimo.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.