Copa Sudamericana: Independiente del Valle espera apoyo de 1.500 hinchas y de público argentino en estadio para 57.000 personas

Independiente del Valle espera contar este sábado para la final de la Copa Sudamericana contra el brasileño São Paulo, en la ciudad argentina de Córdoba, con el aliento de unos 1.500 hinchas ecuatorianos.

Los directivos del equipo ecuatoriano, que saben que sus hinchas serán minoría en las gradas, también esperan contar el apoyo del público argentino que se quiera sumar el 1 de octubre.

El alto coste del viaje desde Quito hasta Córdoba ha hecho que solo unos 1.500 aficionados del club negriazul vayan a acompañar a su equipo hasta el estadio Mario Alberto Kempes, por lo que el club de Sangolquí (que hace de local en la capital) renunció a 12.500 de las 14.000 entradas que le correspondían a su afición para esta final.

Jugar partidos importantes por pocos hinchas suyos en las tribunas no resulta nuevo para Independiente del Valle, que disputará su segunda final de Copa Sudamericana en cuatro años, tras alzar en Asunción el título en 2019 a expensas del Colón argentino.

Con esa experiencia ya vivida, el club del Valle no solo ha animado a comprar entradas a los hinchas ecuatorianos para estar en el sector del Mario Alberto Kempes asignado a su afición, sino también a los argentinos que les interese presenciar la final del lado del equipo ecuatoriano.

Independiente del Valle tiene en su plantilla a siete argentinos, entre ellos el joven técnico Martín Anselmi, que en años anteriores pasó por Independiente de Avellaneda y Atlanta como asistente de Gabriel Milito y de Francisco Berscé, respectivamente.

Entre los seis jugadores argentinos que visten la camiseta del Independiente del Valle están los delanteros Lautaro Díaz, máximo goleador del equipo en esta Copa Sudamericana, con cuatro tantos, y Jonathan Bauman.

En el centro del campo juegan los argentinos Lorenzo Faravelli, Nicolás Previtali y Cristian Pellerano; mientras que en defensa actúan Richard Schunke, quien se nacionalizó ecuatoriano, y Mateo Carabajal.

También hay jugadores ecuatorianos del negriazul que pasaron por el fútbol argentino, como Jaime Ayoví, que vistió las camisetas de Godoy Cruz y Estudiantes de La Plata, y Fernando Gaibor, que lo hizo para el Independiente.

Con esas conexiones argentinas, Independiente del Valle confía en ganarse el apoyo del público local y compensar las fuerzas en el estadio con miras a conquistar su segunda Copa Sudamericana por parte de un club que se ha ganado el respeto de Quito, una ciudad con clubes populares y tradicionales, como Liga, El Nacional y Aucas. (D)

Fuente: https://www.eluniverso.com/deportes/futbol/copa-sudamericana-independiente-del-valle-espera-apoyo-de-1500-hinchas-y-de-publico-argentino-en-estadio-para-57000-personas-nota/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.