Doble decepción para Fernando Alonso: paso atrás de Alpine y enésima debacle en Aston Martin

«Llevaba toda la carrera con algún problema de energía en el motor», dijo el asturiano tras su abandono, con el que pone fin a una racha de 10 carreras seguidas en los puntos.

Hace cinco meses, Alpine había completado en Imola su único doble cero del Mundial. En Monza, la otra catedral de la F1 en Italia, llegó este domingo otro severo revés. Fernando Alonso sufrió su segundo abandono del año, tras una avería en la vuelta 32 y Esteban Ocon terminó fuera de los puntos, por detrás de un AlphaTauri, un Alfa Romeo y un Williams.

Pocos minutos después de que Alonso se bajara del A522, con mucha acción aún en pista, Alpine se apresuraba a informar de un «problema de presión de agua en el motor». Sin embargo, el asturiano no quiso mostrarse tan preciso con sus primeras palabras en la zona mixta. «Por la radio no me querían decir que tenía un problema, así que no estoy seguro si no sabían muy bien o era para continuar», adelantó.

«Llevaba toda la carrera con algún problema de energía en el motor, cortaba muy pronto en las rectas y era difícil mantener alguna batalla», añadió el bicampeón mundial, que de este modo ve finalizada su racha de 10 carreras consecutivas en los puntos.

«ESPEREMOS QUE NO ESTÉ MUY ROTO»

Un feo modo de conmemorar otro récord de longevidad, que ahora comparte con Kimi Raikkonen (350 carreras a lo largo de 19 temporadas). Dentro de tres semanas, en el GP de Singapur, Alonso liderará la tabla histórica en solitario, aunque aún no sabe en qué condiciones deberá afrontar esa exigente cita nocturna. «Esperemos que el motor no esté muy roto para poder usarlo más adelante», vaticinó.

El paso atrás con Alpine coincidió, asimismo, con la debacle de Aston Martin, el destino de Alonso a partir de 2023. Cuando aún no se había cumplido el primer cuarto de hora, la escudería británica perdió a Sebastian Vettel por un contratiempo mecánico, que le dejó varado en la Variante Ascari.

Por su parte, Lance Stroll recibió un alarmante mensaje en la vuelta 39 que sólo supuso el anticipo de su adiós. «Enfría los frenos», ordenaron por radio al canadiense. La falta de velocidad de Alonso, Vettel y Stroll se resume en un dato: ellos fueron los tres únicos pilotos de la parrilla que no pudieron cerrar una vuelta por debajo de 1:27.

En cualquier caso, a falta de seis carreras para el final del campeonato, Alpine aún se sostiene en la cuarta plaza del Mundial, con 18 puntos de margen sobre McLaren. Un cierre de curso bastante delicado para Otmar Szafnauerteam principal de la escudería francesa, cuya labor ha sido este fin de semana supervisada desde el terreno por Luca de Meo, CEO del Grupo Renault y Laurent Rossi, máximo responsable de la división de F1.

Bastante reacio de la autocrítica, Szafnauer prefirió quedarse con los «aspectos positivos» de este triplete (Spa-Zandvoort-Monza), en el que su equipo ha sumado 26 puntos y anunció «más mejoras» para la próxima cita en Marina Bay.

Fuente: https://www.elmundo.es/deportes/formula-1/2022/09/11/631dd990e4d4d844578b45af.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.