El Sporting se redime ante su afición con su victoria frente al Eibar

Un gol de Pedro Díaz en la primera parte encarriló este lunes el triunfo de un Sporting que perdonó varias claras ocasiones ante un Eibar que apenas inquietó a los gijoneses, que además mantuvieron su portería a cero por segunda vez en toda la temporada.

El Sporting afrontaba la visita del Eibar presionado por la goleada encajada el pasado jueves en Granada (5-0), una de las mayores de las últimas temporadas, e inmerso en una parte del calendario en la que se va a medir a los teóricos equipos más fuertes de la categoría.

Abelardo ya había avisado que iba a realizar cambios, y en defensa volvió a dar la titularidad a Guille Rosas, Cote e Izquierdoz, mientras que Quiepo también recuperó la titularidad, en este caso en lugar de Jony, y desde el primer momento los rojiblancos se fueron decididos a por el partido.

El Eibar salió a ver cómo se desarrollaba el juego y se replegó en torno a su área influido por el empuje rojiblanco, que ya en el primer minuto dispuso de dos acciones de cierto peligro, la primera en un centro de Otero al que no llegó nadie, y la segunda, otro centro del colombiano que remató con apuros Zarfino y detuvo Yoel en dos tiempos.

Los eibarrreses fueron poco a poco haciéndose con el control del balón, pero sin que el mismo se tradujera en situaciones de peligro para la meta local, ya que la única acción reseñable fue un disparo flojo y desviado de Javi Muñoz.

El Sporting presionaba la salida de balón del Eibar, lo que le supuso algunos robos. Y en uno de ellos, el que hizo Pedro Díaz a Stoichkov, acabó en gol porque el centrocampista rojiblanco se sacó un disparo cruzado al que no llegó Yoel y el esférico acabó mansamente en el fondo de la red.

El conjunto vasco trató de imprimir una velocidad más en sus acciones, pero lo más que forzó es algunos saques de esquina que la defensa gijonesa solventó sin muchos apuros, con lo que la primera parte acabó con ventaja local sin que el juego de ninguno de los dos equipos fuera especialmente brillante.

El Sporting pudo haber dejado sentenciado el partido en los primeros minutos de la segunda parte, en los que tuvo varias ocasiones claras, en especial una de Djurdjevic tras una gran internada de Otero que le dejó el balón franco y con la portería vacía, pero el delantero rojiblanco remató incomprensiblemente fuera.

En el minuto siguiente Djurdjevic vuelve a recibir un balón entre los dos centrales y con mucho campo por delante, el delantero rojiblanco se interna pero tarda en chutar y la defensa llega a tiempo para despejar.

La tercera ocasión fue un disparo desde el borde del área de Otero que Yoel despeja de puños, acciones que hicieron que Gaizka Garitano realizara tres cambios simultáneos en busca de una reacción de su equipo.

Sin embargo fue el Sporting el que dispuso de una cuarta ocasión que parecía imposible de fallar pero al igual que primero lo hizo Djurdjevic ahora fue Zarfino en el que prácticamente sobre la línea de gol la manda fuera ante la desesperación de compañeros y público.

En un cúmulo de errores monumentales, ahora le correspondió a Bautista, que remató de cabeza fuera un centro medido de Álvaro Tejero que el delantero eibarrés desperdició claramente tras el que siguió otro rosario de cambios por parte de los dos entrenadores.

En el Sporting entró Cristo González en lugar de Djurdjevic y prácticamente en el primer balón que tocó marca el 2-0 que daba tranquilidad a su equipo con un gran gol tras hacer dos recortes a un defensa y al portero y cruzar el balón en un remate con poco ángulo.

Aún dpudo marcar el tercero el Sporting en un remate de Jony que saca Venancio cuando Yoel ya estaba batido, fue la última jugada de un partido en el que los gijoneses se reconcilian con la afición al sumar los tres puntos ante un Eibar que fue un equipo bastante vulgar y que no ofreció le nivel que se supone que tiene.

Ficha técnica:

Sporting: Mariño, Guille Rosas, Izquierdoz, Insua, Cote, Christian Rivera, Pedro Díaz (Gragera m.57), Otero (Pol Valentin m.77), Zarfino, Queipo (Jony m.68) y Djurdjevic (Cristo González m.77)

Eibar: Yoel, Tejero, Arbilla (Venancio m.68), Berrocal (Aketxe m,77) , Imanol García (Correa m.55), Quique (Leschuk m.55), Sergio Álvarez, Javi Muñoz, Matheus (Corpas m.55), Stoichkov y Bautista.

Goles: 1-0, m.27: Pedro Díaz. 2-0, m.85: Cristo González.

Árbitro: Caparrós Hernández. Mostró tarjetas amarillas a Cristo González (m.85) y Javi Muñoz (m.90)

Incidencias: el Sporting invitó al palco a representantes de varios clubes asturianos. 14.409 espectadores.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.