España pasa a cuartos de final del Mundial sub-17 tras vencer a China

España sigue con vida en el Mundial sub-17 de fútbol femenino de la FIFA, que se disputa en la India, después de vencer a China por 0-1 en el último partido de la fase de grupos, una victoria en la que el VAR fue protagonista, concediendo un tanto de la Roja que no había subido al marcador y anulando el empate posterior de las asiáticas.

Los resultados cosechados en el grupo C en las dos jornadas previas propiciaron un cuádruple empate a tres puntos entre todos los equipos implicados, convirtiendo este encuentro en un anticipo de la fase eliminatoria.

Tras un breve arranque con más empuje por parte de China, la selección española logró asentarse en el campo apoderándose del esférico, y gracias al peligro que generaba cada carrera de Vicky López por la derecha. Desde esa banda brotó en el minuto 26 la primera ocasión con peligro de las españolas, después de que Carla Camacho enviase al palo un rechace que recogió en el interior del área, fruto de una parada previa de la guardameta china a Lucía Corrales.

La portera volvió a evitar el primer tanto apenas cuatro minutos después, cuando sacó a córner un fuerte disparo de López, que armó la pierna desde fuera del área tras una magnífica ruleta.

No fue hasta la segunda mitad, y tras la revisión del VAR por un posible gol fantasma, que el primer tanto de España subió al marcador. Un cabezazo de Marina Artero tras saque de esquina golpeó en el larguero y botó cerca de la línea de gol, pero las protestas de las jugadoras españolas no lograron que la colegiada concediese el tanto. Para ello fue necesario la ayuda de las cámaras, al comprobar el VAR que el balón había entrado por completo en la portería.

Espoleadas por el gol y la tranquilidad de verse más cerca de cuartos de final, el conjunto español gozó de sus mejores minutos de juego en los minutos posteriores, encerrando a China en su área. Sin embargo, una falta lejana favorable a China en campo español concedió a las asiáticas la oportunidad que estaban esperando para encontrar el empate, que llegó tras un remate de Huang Jiaxin a falta de 10 minutos para la conclusión del encuentro.

Un varapalo para España, que ya había situado el balón en el punto central para reanudar el juego, cuando el VAR avisó a la colegiada de que la defensora china estaba adelantada en el momento del golpeo, anulando el gol.

De nuevo China volvió a tener la oportunidad de igualar el encuentro en el descuento, pese a jugar con 10 tras la expulsión de Huang Jiaxin en el minuto 85, cuando la guardameta española erró un pase en su área que acabó en las botas de una delantera, que no pudo culminar en gol.

Una victoria sufrida para la selección española, que sigue con vida la defensa de su título mundial conquistado hace cuatro años en Uruguay, y disputará los cuartos de final como segunda de grupo, previsiblemente contra Japón, que hasta ahora ha ganado por goleadas.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.