Mount y Kepa le dan el triunfo al Chelsea

La cuarta victoria consecutiva del Chelsea en la Premier League le pertenece a Kepa Arrizabalaga, que lo paró todo en Birmingham, entre el asombro del público, la frustración del Aston Villa y el alivio del conjunto londinense, sostenido por el guardameta español; de nuevo protagonista en su equipo y en el fútbol europeo, otra vez definitivo para hacer buenos los dos goles de Mason Mount, que aprovechó sendos errores de su rival, y consolidar a su conjunto en la cuarta plaza de la clasificación.

En el año del Mundial de Qatar 2022, mientras se aproxima la cita que concentra todas las expectativas de todos los jugadores a lo largo de todo el mundo, Kepa recupera su sitio en el Chelsea. El lugar y la condición por la que fue fichado desde el Athletic Club, hace ya más de cuatro años, cuando estaba llamado a ser uno de los porteros de referencia de la Premier y del fútbol español. No tiene hueco en la lista de Luis Enrique desde diciembre de 2020, desde que pasó a un papel menor en el club londinense del que resurge ahora.

Un momento ilustra su actuación. Ya había observado antes el remate en el larguero de Jacob Ramsey; ya sentía la cercanía del peligro sobre su marco y ya intuía, porque así lo desprendía el panorama del partido, la ofensiva de su adversario cuando irrumpió en el encuentro de forma insuperable, cuando una triple parada suya -la primera más sencilla, las dos siguientes con dos intervenciones increíbles- lo confirmó como la figura del duelo.

El primer tiro de McGinn lo despejó con las dos manos, quizá demasiado centrado, quizá demasiado expuesto, porque el rechace lo conectó Jacob Ramsey con otro remate, al que se estiró Kepa con agilidad y determinación para repelerlo con una prodigiosa mano derecha, la misma con la que, inmediatamente después, erguido de nuevo, negó el gol al tercer intento consecutivo. El cuarto remate, de Douglas Luiz, ya se fue alto, por encima del larguero.

Entre el despropósito defensivo del Chelsea, que dejó en mal lugar a varios de sus jugadores, como Thiago Silva o Marc Cucurella (cambiado al descanso), aún siguió la exhibición de Kepa, vital en el tramo que transcurrió entre los minutos 20 y 30, cuando intervino de nuevo ante McGinn, pero, sobre todo, cuando se multiplicó ante Danny Ings. La manera en la que voló de forma milagrosa para palmear a córner el cabezazo del atacante a un solo metro suyo elevó aún más la extraordinaria y expresiva secuencia de paradas del guardameta visitante.

Él mantuvo el 0-1 con el que Mason Mount había adelantado al Chelsea en el minuto 6, beneficiado decisivamente por el fatal despeje de Tyrone Mings. Su tremendo error dejó el balón entre él y el portero, en las botas del atacante para empujar de volea, con el interior del pie derecho, el primer gol del equipo londinense, que después zozobró y sufrió un buen rato en cada sector del terreno de juego, menos en su portería, con Kepa.

Sigue toda la Premier League en exclusiva por DAZN. ¡Activa tu cuenta y podrás disfrutar dde los contenidos en vivo!

Y, de repente, Mount -superada ya la hora de partido- sentenció la victoria, ante el seleccionador Gareth Southgate, en la grada. Su aparente lanzamiento de falta no habría sido probablemente nada del otro mundo de no ser por el movimiento precipitado, equivocado, del guardameta del Aston Villa Emiliano Martínez, cuyo paso previo permitió un tanto que quizá habría sido evitable, por más parábola que dibujó el balón. Fue el 0-2. Victoria del Chelsea. Y reivindicación de Kepa.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.