Victoria de mérito ante el Bayern

UN BARÇA MUY SOLIDO

El Bayern es siempre un rival incómodo. Lo demostró a lo largo de los primeros 20’ del partido. No es un conjunto con hombres altos. Por tanto, se mueve siempre con ataques muy abiertos y una defensa de cambios constantes y muy agresiva. No supo el Barça aprovechar cerca del aro su ventaja física cuando los alemanes hacían cambios y, además, tampoco estuvieron finos los blaugranas en los triples antes del descanso.

No obstante, los de Saras cargaron muy bien el rebote ofensivo, el Bayern no pudo correr al contraataque, y jugaron más como equipo, algo que se plasmó en muchas más asistencias que su rival. La omnipresencia de Rubit fue la clave para que los locales se aguantaran en el marcador en los dos primeros periodos, en especial ante el vendaval de triples que encadenó Abrines. Tanto a Da Silva como a Higgins les está costando entrar en una buena dinámica de juego, pese a que Jasikevicius les dé minutos para que entren en ritmo. Como ya es habitual, el perímetro con Laprovittola, Satoransky y Kalinic funcionó a pleno rendimiento. Ya es bueno que empieza a verse a un núcleo de jugadores que, en general, siempre están enchufados.

ALUVIÓN DE TRIPLES

Hasta seis triples, de ocho intentos, anotó el Barça en el tercer cuarto. Los blaugranas salieron del vestuario decididos a romper el partido a la primera de cambio. La defensa fue agobiante, el control del rebote total y, por tanto, una sensación de superioridad apabullante, Apareció, también, un Vesely que se hizo amo y señor de la pintura hasta el final del partido. Gran encuentro el suyo destilando seguridad, contundencia, buenas manos y hasta un cierto liderazgo.

El Bayern siguió luchando, pero ya no encontró a Rubit y, tan sólo, algún zarpazo de Winston o Jaramaz los mantuvo dentro del partido. Pero, el Barça controló el juego sin mayores problemas, alguna pérdida innecesaria, y, al final, minutos para los que habían tenido menos protagonismo. El 13 de 26 desde el triple, al final de los 40’ y de siete jugadores diferentes, fue determinante en el desenlace. Hay que valorar este triunfo. El equipo de Trinchieri es siempre incómodo, nunca bajan los brazos, y espera su oportunidad, en especial en casa, para sacarte los colores. Por su parte, los blaugranas jugaron un duelo muy serio, siempre concentrados, y con ganas de superar a un rival que les había puesto las cosas muy complicadas la temporada pasada.

EL BARÇA SE TOMÓ MUY EN SERIO EL DUELO ANTE LOS ALEMANES

VESELY MARCÓ TERRITORIO

Muy completa su actuación. En apenas 20’, anotó 14 puntos y controló 5 rebotes. Lo hizo además en el momento más complejo del duelo y supo repartir 2 asistencias. Es vital para los intereses blaugranas, que el pívot checo sea una pieza importante.

HAY QUE RECUPERAR AL MEJOR HIGGINS

Poco a poco, es preciso que el escolta blaugrana recupere sensaciones. El Barça lo necesita a pleno rendimiento. No es cuestión de que el jugador se presione, ni que se precipite a la hora de tomar decisiones en la pista. Un poco más de paciencia con él.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.