Encuentran rastros de arsénico en el agua de las viviendas públicas Jacob Riis

La Autoridad de Vivienda de la Ciudad encuentra rastros de arsénico en el agua del complejo de viviendas públicas Jacob Riis.

Según informa la publicación «The city»,  la Autoridad de Vivienda Pública de la ciudad (NYCHA) hizo este descubrimiento hace dos semanas, pero los inquilinos se enteraron hasta el viernes por la noche.

Un portavoz de NYCHA desmintió esa aseveración y dijo que recién el viernes se encontró el arsénico.

Unas 2600 personas viven en Jacob Riis, localizado en East Village, uno de los complejos de vivienda pública más grandes de la agencia.

NYCHA comenzó a distribuir agua embotellada a los residentes durante la noche del viernes.

El alcalde Adams también se presentó en el complejo para brindar apoyo.

Los residentes dijeron dicho que el agua tiene un olor desagradable y está saliendo turbia.

Las autoridades les recomendaron no consumir el agua del grifo.

Una residente nos dijo cómo se siente tras escuchar la noticia:

«Un poquito preocupada porque ahora no sabemos si el agua realmente nos va hacer daño al cuerpo, incluso a los niños, a los personas mayores…, y cuáles serán las consecuencias para la salud.» 

El alcalde indicó que los niveles actuales de arsénico son más altos que el estándar federal para el agua potable, y que la ciudad está tomando medidas inmediatas.

NYCHA ha estado bajo la supervisión de un monitor federal desde la resolución de una demanda de 2016 que acusó a la gerencia de la agencia de encubrir deliberadamente condiciones insalubres e inseguras, incluida la exposición a pintura con plomo e infestaciones de moho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.