Fulares de El Cid y Blas de Lezo por 800€: el patriotismo de lujo que llega desde Ecuador

Un anillo de pañuelo con la silueta de un jamón pata negra por 5.000 euros. Un fular de seda de la reina Isabel I por 800. Un cojín de Cristóbal Colón por 450. Unos pendientes de plata de Núñez de Balboa por 300. Un pañuelo de bolsillo de Hernán Cortés por 200. Un anillo en plata y rubíes con un clavel por 1.800.

En los últimos días, por la cercanía del Día de la Hispanidad, estos complementos se han popularizado en los grupos de Telegram afines a Vox. Se trata de la última colección de Alexandra de Vinueza (Santa Ana de los Ríos de Cuenca, 1979), una diseñadora ecuatoriana que acaba de aterrizar en España después de cosechar cierto éxito en Miami. Sus productos de lujo, basados en la era de los conquistadores españoles, llevan tres años vendiéndose en exposiciones por todo Florida, normalmente entre clientes asiáticos y latinos, y ahora recalan en Madrid, donde por el momento no tiene tienda física.

«Si te gusta España y estás orgulloso de llevar sangre española, este es tu lugar», reza su página web.

El pañuelo de seda de Isabel I. (AdV)

Cómo una diseñadora ecuatoriana ha terminado en Madrid dedicando su obra al imperio que los colonizó es la primera duda que planteamos en la conversación. «A mi familia siempre nos ha gustado mucho todo lo español, somos descendientes de burgaleses. No solo nosotros: en realidad, a la mayor parte de los latinoamericanos les fascina España, tanto su pasado como su presente. Eso cambió desde que Chávez y AMLO instrumentalizaron políticamente la conquista, derribando las estatuas de Colón, pero eso no es más que una muestra de su desconocimiento», dice.

De Vinueza llegó a Madrid hace ocho años y se dedicó a vender diamantes. «Ahí fue donde me hice amante del lujo. Por eso, cuando quise lanzar mi propia colección, lo tuve claro: serían complementos de la más alta calidad basados en la esplendorosa historia de España«, explica a El Confidencial. «Son series muy limitadas, de 10, 20 o 50 ejemplares, todos hechos a mano en España. Es una forma de trabajar muy exclusiva que solo siguen casas como Hermès o Dior, pero también garantiza que son productos que te durarán toda la vida».

La diseñadora Alexandra de Vinueza, con un sombrero cordobés. (AdV)

El Día de la Hispanidad llega más polarizado que nunca. Mientras que una parte de España lo celebra, otra se mueve en torno al ‘hashtag’ #NadaQueCelebrar. La diseñadora es consciente de que su colección tiene más tirón entre los conservadores españoles, pero rechaza politizar su obra: «¿Que le gusta más a la gente de derechas? No me importa. No creo que honrar y conservar lo propio tenga una connotación política, ni unos colores. Cuando vivía en Ecuador, la bandera la usaban la derecha y la izquierda indistintamente. Lo que sucede aquí es extraño, no termino de comprenderlo«, afirma. «Mi ciudad se llamaba Cuenca del Rey. Nuestro himno dice que somos «la España que canta». Conservamos el casco antiguo colonial, sacamos la rojigualda en las fiestas… y somos hijos del mestizaje con los españoles. Sinceramente, creo que aquí veis más problemas con la Conquista que allí», dice De Vinueza.

Llegamos a callejón sin salida en la conversación, porque precisamente las cautelas con la Conquista de América a este lado del Atlántico surgen a partir de las protestas indigenistas y la izquierda latinoamericana. De Vinueza defiende el proceso colonizador, que lógicamente generó «unas costumbres y culturas similares», e incluso la política de las armas. «Pregúntense cómo pudo Hernán Cortés derrotar al imperio azteca, que contaba con medio millón de hombres, con solo 500 soldados», afirma. «Los españoles vencieron porque los aztecas vivían en condiciones lamentables, en un régimen bárbaro y sin libertades. Es muy difícil asegurar que la vida en América no mejoró tras la llegada de los españoles, fue una liberación».

El cojín de Don Pelayo. (AdV)

Como varios historiadores españoles, la diseñadora ve detrás de estas quejas la alargada figura de la Leyenda Negra. «Todo este movimiento surge de los ingleses, que siempre han intentado desunir a los pueblos hispanos. La conquista española fue mestizaje; si hubieran llegado antes los ingleses, yo no estaría aquí hablando contigo. Ellos fueron los que pagaron a Simón Bolívar para rebelarse contra España, cuando la mayor parte de los latinos estaban contentos con su ‘statu quo’. ¿Y qué hizo Bolívar con los latinos que no quisieron rebelarse? Matarlos a todos», lamenta. «Me encanta la cultura andina, y valoro mucho su riqueza, pero yo me siento española. España acabó con la Edad Media en el mundo. De vez en cuando recibo algún correo insultándome por mi trabajo, pero la mayoría me hacen gracia, trato de abordarles con el sentido común y rápido alcanzamos una postura razonable. Lo que nunca he recibido es un informe técnico o científico explicando por qué Hernán Cortés era tan malo«, lamenta la diseñadora.

De Vinueza se siente especialmente orgullosa de un encuentro que tuvo con la emérita doña Sofía en Miami, con motivo del bicentenario de la vuelta al mundo de Elcano. «Nada más entrar en la sala, lo primero que pidió fue que se le hablase en español. Fue un gesto muy valiente, me encantó. Le regalé un pañuelito de Isabel I y quedó muy sorprendida, yo creo que le gustó mucho».

Doña Sofía, junto a Alexandra de Vinueza. (AdV)

Aunque la firma arranca ahora en nuestro país, lleva tiempo recibiendo pedidos desde España. A De Vinueza le sorprende haber recibido encargos desde A Coruña, Barcelona, Málaga… y normalmente acaba cruzándose correspondencia con todos sus clientes. «Me piden a menudo que cuente la historia de Cataluña con mis accesorios, la relación de Blas de Lezo con Barcelona… incluso hay un señor asturiano que me ha encargado cinco pañuelos de Don Pelayo para regalar a su familia. Yo intenté convencerle de que a su hija no iba a gustarle llevar la misma prenda que su madre, pero estaba empecinado: todos de Don Pelayo», dice De Vinueza entre risas.

«Solo quiero decirle a los españoles que los latinos amamos España. Conocemos sus ciudades, amamos su lengua, comemos lo mismo y creemos en el mismo dios. Si esta colección sirve para salvaguardar algo de este cariño que muchos quieren erradicar, me doy por satisfecha», zanja la diseñadora ecuatoriana.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/mundo/2022-10-12/patriotismo-lujo-ecuador-fulares-cid-blas-lezo_3504450/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.