Truss forma el gabinete más diverso de la historia de Reino Unido, sin hombres blancos en los principales cargos

.

La primera ministra británica, Liz Truss, ha presentado uno de los gabinetes más diversos de Reino Unido, sin hombres blancos en ninguno de los cuatro puestos clave del Gobierno, y dejando atrás a aquellos ‘tories’ que apoyaron a Rishi Sunak en las primarias de la formación.

La creciente diversidad se debe, en parte, al esfuerzo del Partido Conservador en los últimos años por presentar un conjunto más variado de candidatos para el Parlamento británico. Los gobiernos británicos han estado formados en su mayoría por hombres blancos, hasta que en 2002 Paul Boateng hizo historia al ser nombrado secretario jefe del Tesoro, lo que le convirtió en el primer hombre negro en estar presente en un gabinete en Reino Unido.

Truss viajó este martes a Escocia, hasta el castillo de Balmoral, para que la reina Isabel II pudiera pedirle formalmente que formara un gobierno y reemplazara a Boris Johnson como primera ministra de Reino Unido. Al llegar al número 10 de Downing Street ofreció su primer discurso en el que aseguró a los británicos que «juntos podemos salir de la tormenta». Tan solo horas después, la nueva primera ministra comenzó a designar a los nuevos miembros de su Gobierno.

Un Gobierno históricamente diverso

La nueva primera ministra británica ha elegido un gabinete en el que, por primera vez en la historia de Reino Unido, no habrá un hombre blanco que ocupe una de las cuatro carteras más importantes del país.

Truss ha nombrado a una de sus mayores aliadas, Therese Coffey, como ministra de Salud y viceprimera ministra. Coffey fue ministra de Trabajo y Pensiones bajo el mando de Johnson y estuvo muy involucrada en la campaña de las primarias de Truss. 

Como ministra de Salud tendrá que hacer frente a las enormes listas de espera en el sistema sanitario y los largos retrasos de las ambulancias, algo que la nueva primera ministra citó como una de sus principales prioridades en su primer discurso. Después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos derogara el derecho al aborto, al ser preguntada por su opinión, Coffey aseguró que la ley no cambiará en Reino Unido, aunque añadió que preferiría que la gente no abortara.

Para la cartera de Hacienda, la líder ‘tory’ ha elegido a Kwasi Kwarteng, un británico de origen ghanés que se ha convertido en la primera persona de raza negra en ocupar el cargo. Kwarteng ocupa el puesto de ministro de Hacienda en un momento en el que la economía británica está en declive, con altísimas facturas de gas y luz y una inflación que está en su nivel más alto en 40 años.

También hace historia James Cleverly, a quien Truss le ha encargado hacerse cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su madre proviene de Sierra Leona y se convierte en la primera persona de raza negra en ocupar el puesto. Por su parte, Suella Braverman, cuyos padres emigraron desde Kenia y Mauricio hace seis décadas, sucede a Priti Patel como la segunda ministra del Interior de una minoría étnica.

Fuera de las carteras más importantes, la nueva primera ministra también ha elegido a Nadhim Zahawi, de origen iraquí, para llevar el Ministerio del Ducado de Lancaster, y a Kemi Badenoch, una mujer de raza negra que llegó a estar entre los cuatro últimos candidatos de las primarias del Partido Conservador, como ministra de Comercio Internacional.

Los que mantienen su puesto

Son pocos los ministros del último gabinete de Johnson que mantienen su puesto bajo el mandato de la nueva primera ministra. Entre ellos se encuentra Ben Wallace, quien sigue siendo ministro de Defensa, un cargo que ocupa desde 2019. Wallace continuará en su puesto en un momento clave, mientras la guerra en Ucrania continúa.

También conservará su puesto Alok Sharma, el presidente de la COP26, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Sharma es miembro del Parlamento británico desde 2010 y durante las primarias conservadoras no anunció a cuál de los dos candidatos apoyaba.

Por su parte, Robert Buckland permanecerá como ministro para Gales y Alister Jack, quien inicialmente apoyaba a Sunak, pero cambió su apoyo tres semanas antes, continuará como ministro para Escocia.

Una purga casi total de partidarios de Sunak

Varios parlamentarios conservadores se han quejado de que Truss haya elegido entre los principales cargos a aquellos que la apoyaron durante la campaña de las primarias de la formación. En su nuevo gobierno, Truss ha hecho casi una purga total de los partidarios de Rishi Sunak, quien obtuvo 60.399 votos frente a los 81.326 de Truss.

El único aliado de Sunak en el gobierno de Truss es Michael Ellis, quien se convierte en fiscal general, en sustitución de la nueva ministra del Interior, Suella Braverman.

Se esperaba que Truss eligiera a algunos parlamentarios que apoyaron a Sunak de forma más discreta para que formaran parte de su nuevo gabinete, como Grant Shapps, exministro de Transporte. Durante el gobierno de Johnson fue uno de los mejores comunicadores de su gabinete.

Uno de los nombramientos más controvertidos ha sido el de Jacob Rees-Mogg, escéptico del cambio climático a quien Truss ha elegido para que ocupe el cargo de ministro de Energía.

Fuente: https://www.rtve.es/noticias/20220907/truss-gabinete-fieles-mas-diverso-historia-reino-unido/2401096.shtml

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.