Una explosión hace colapsar una parte del único puente que une a Crimea con Rusia

Una explosión gigante en el puente que conecta a Rusia con la península de Crimea dejó tres personas muertas en la madrugada de este sábado, informaron investigadores rusos.

También indicaron que las víctimas estaban en un automóvil cerca del lugar donde un camión explotó.

En las primeras horas del sábado, un incendio se desató en el puente de Kerch, que cuenta con una sección ferroviaria y otra que funciona como autopista.

Las imágenes mostraban un tren en llamas y, a su lado, un tramo de la carretera que colapsaba en el mar.

Las autoridades rusas, que siguen investigando lo sucedido, informaron que han reabierto parcialmente el paso vehícular por el puente. El canal ferroviario fue abierto pocas horas después.

Medios locales informaron este domingo que se estaban presentando filas de seis horas para cruzar el puente.

Moscú, que se anexó Crimea en 2014, ahora usa ese puente para trasladar equipos militares a Ucrania.

Funcionarios ucranianos se han pronunciado sobre la explosión, sin decir que estén detrás de ella.

Mykhailo Podolyak, asesor del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, no le atribuyó directamente ninguna responsabilidad a Ucrania, pero escribió:

«Crimea, el puente, el comienzo. Todo lo ilegal debe ser destruido, todo lo robado debe ser devuelto a Ucrania, todo lo ocupado por Rusia debe ser expulsado», escribió en la red social.

El ministerio de Defensa de Ucrania comparó la explosión del puente con el hundimiento del crucero de misiles ruso Moskva, ocurrido en abril.

«Dos importantes símbolos del poder ruso en la Crimea ucraniana han caído. ¿Qué será lo siguiente?», escribió en Twitter.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señaló que «la reacción del régimen de Kiev (Kyiv) hacia la destrucción de la infraestructura civil es un testimonio de su naturaleza terrorista».

También se informó que Putin realizará un consejo de seguridad este lunes. Sin embargo, voceros del gobierno en Moscú indicaron que la reunión ya estaba prevista incluso antes de la explosión.

Siete tanques

Según la agencia estatal rusa RIA Novosti, el Comité Nacional Antiterrorista de ese país informó sobre lo ocurrido:

«Hoy a las 06:07, en la parte de la carretera del puente de Crimea, desde el lado de la península de Taman, explotó un camión, lo que provocó que se incendiaran siete tanques de combustible de un tren que se dirigía hacia la península de Crimea», informó

«Dos secciones de la autopista del puente se derrumbaron parcialmente«.

El presidente del parlamento de Crimea, Vladimir Kontantinov, culpó de la explosión a «vándalos ucranianos, que finalmente lograron llegar con sus manos ensangrentadas al puente de Crimea».

Agregó que los daños en el puente serían «rápidamente arreglados, ya que no son de carácter grave».

El presidente ruso, Vladimir Putin, fue informado sobre la «emergencia» en el puente y ordenó una investigación gubernamental, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, según la agencia de noticias Interfax.

El puente de 19 kilómetros, que cruza el estrecho de Kerch, fue inaugurado por el presidente Vladimir Putin en 2018, cuatro años después de que Moscú se anexionara ilegalmente Crimea.

Se ha señalado como un objetivo clave para las fuerzas ucranianas que han estado atacando la logística rusa.

El cruce está a más de 160 kilómetros del territorio controlado por Ucrania.

El puente ea la única vía que comunicaba a Rusia con la región de Crimea.

«Rusia no está en la mejor posición estratégica»

El daño hecho al puente de Kerch, es para el analista Samuel Ramani, «un paso hacia atrás para las tropas rusas».

«El ejército ruso ahora se queda con 20.000 soldados atascados en Jérson. Han perdido el acceso a movilizarse por el puente y deben confiar en el transporte por ferries», señala el autor del libro «La guerra de Putin en Ucrania».

Y agrega que: «Ellos están desesperados por la munición, alimentos y provisiones que llegaban desde Crimea«, señala.

Para Ramani, Rusia se encuentra estratégicamente en una situación más grave que al comienzo de la semana.

De acuerdo al experto, la retoma de la ciudad de Járkov fue un paso atrás desde el punto de vista logístico y de la moral de las tropas.

A esto se suma también la retoma del control de la Lyman, ocurrida el fin de semana anterior.

«Cada vez que Rusia intentó dispersar sus fuerzas, siempre fracasó, pero Ucrania ha podido mantener ofensivas en Luhansk, Donetsk y Jersón al mismo tiempo», anota.

«Ahora podrían estar abriendo una nueva en Zaporiyia»

Según el analista, este panorama es una seria preocupación para Rusia, especialmente porque Ucrania tiene ahora más territorio, del que tenía cuando Rusia perpetró la primera fase de la invasión.

Gente en el centro de Kiyv se toma fotos con un poster que celebra el colapso del puente en Crimea.

«Es posible que las fuerzas de Rusia no tengan líneas de suministro adecuadas para alimentarse y equiparse», concluyó.

Un impulso a la moral

Para el corresponsal de la BBC en Ucrania, Paul Adams, el colapso del puente ha significado «un impulso para la moral de Ucrania».

«Ucrania ha explotado de emoción esta mañana», señala Adams.

E indica que por ejemplo uno de los principales bancos del país anunció que utilizará las imágenes del puente derruido en sus nuevas tarjetas de crédito.

«La sensación de emoción es palpable», dice.

Y agrega: «Después de semanas de buenas noticias en su mayoría en el frente de batalla, donde las fuerzas continúan recuperando el territorio ocupado por Rusia en febrero y marzo, la vista del puente de Kerch paralizado y en llamas es un gran impulso para la moral no solo de las tropas, si no del país».

*Con información de los periodistas Alexandra Fouché y Patrick Jackson, en Londres y Hugo Bachega, en Kyiv.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63184280

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.