5 trucos para reciclar tu maquillaje.

Con la conciencia ecológica cada vez más instaurada en nuestra sociedad, hay muchas personas empeñadas en tirar lo menos posible a la basura y buscarle una segunda vida a todos los recipientes y los productos.

Si te resulta apetecible ir incorporando a tu vida hábitos que tiendan al menor desperdicio posible, aquí te dejamos algunas ideas de reciclaje de tu maquillaje.

1. Desodorante roll on

Desodorante ‘roll on’ iStock

Cuando se acaba el desodorante, puedes convertir el recipiente en un fantástico masajeador.

En primer lugar, debes retirar la esfera de plástico del aplicador y limpiar el bote en profundidad para retirar los restos del producto. Cuando esté preparado, rellénalo con un aceite perfumado y vuelve a colocar la bola en su lugar. Tus masajes con aceite serán mucho más agradables con tu nuevo dispensador reciclado.

2. Brochas

Limpieza de brocha de maquillaje con jabón iStock

Las brochas de maquillaje no son eternas. Con el tiempo, pierden la forma o se quedan sin la densidad de cerdas necesaria para conseguir la aplicación esperada de los polvos sueltos o compactos.

Puedes limpiarla a fondo con jabón de manos. Si está muy usada y es difícil que suelte el maquillaje en un solo lavado, se puede dejar una noche en remojo con agua con jabón y repetir la operación al día siguiente.

Una vez preparada para su nueva vida, puedes usarla para limpiar las esquinas y rincones complicados de muebles, cuadros, ventanas y puertas. También se puede incorporar al neceser de manicura y pedicura para retirar el polvo que queda en las uñas y los dedos después del limado.

3. Eyeliner líquido

‘Eyeliner’ iStock

Puede ser que en tu kit de maquillaje haya un viejo delineador que no usas o tal vez, te hayan regalado uno de un color que no te guste o no vaya con tu estilo. En ese caso, puedes usarlo para hacer versiones de manicura francesa con una nota de color.

Puedes trazar una línea en el borde de la uña —también en las de los pies—. Incluso puedes hacerlo en dos colores (marrón y dorado están a la última esta temporada).

Para su fijación solamente tienes que cubrirlo con esmalte transparente o un producto sellador. Es mejor hacerlo uña a uña para evitar que se estropee el resultado.

4. Máscara de pestañas

Una mujer se aplica máscara de pestañas iStock

Cuando se haya acabado el rimmel o el producto haya adquirido una textura imposible de aplicar con el efecto deseado, aprovecha el cepillo.

Es un perfecto cepillo para peinar tus cejas, aunque te recomendamos que te encargues de limpiarlo a fondo para no encontrarte sorpresas en tu neceser. La máscara de pestañas es un producto persistente y bastante pegajoso.

5. Bálsamo labial

Una mujer se aplica bálsamo labial iStock

Los bálsamos labiales a medio usar que aparecen de manera imprevista en algún cajón, en algún bolso o en cualquier lugar inesperado, pueden tener otros usos.

Te recomendamos que, si lleva mucho tiempo abierto, lo destines a algo más básico pero igual de útil. Puedes usarlo como hidratante diario de las cutículas de tus uñas.

Fuente: https://www.elespanol.com/enclave-ods/historias/20220916/trucos-reciclar-maquillaje/703429988_0.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.