Agua micelar, leche limpiadora, espuma… pros y contras de los limpiadores faciales

Uno de los pasos esenciales en toda rutina de cuidado de la piel es la limpieza del rostro que debe hacerse por la mañana y por la noche, independientemente de si se usa maquillaje o no. Para limpiar la tez es necesario utilizar un producto que ayude a eliminar la suciedad que se acumula, el sudor, el maquillaje, los restos de los cosméticos… La oferta de limpiadores faciales cada vez es más amplia: agua micelar, aceite limpiador, leche desmaquillante, jabón, toallitas… Es importante conocer las características de cada uno para dar con el mejor producto para cada tipo de piel y necesidad.

Agua micelar

En los últimos años el agua micelar se ha posicionado como uno de los limpiadores faciales más utilizados por su versatilidad y comodidad. Esta solución acuosa incluye en su fórmula micelas que atrapan la suciedad del rostro como un auténtico imán. El agua micelar presenta diversas ventajas como explican desde la firma de cosmética natural española Alma Secret: «limpia en profundidad, eliminando el maquillaje y la suciedad, sirve también para desmaquillar los ojos y los labios, incluso el maquillaje waterproof, no deja residuos grasos y no reseca la piel». Precisamente esta última hace que sea un producto muy adecuado para la limpieza de las pieles más sensibles.

En su libro ‘La guía definitiva para el cuidado de la piel’, la farmacéutica Gema Herrerías explica que «aunque se puede utilizar como único producto por la mañana y por la noche, habría que tener en cuenta que se requiere mucha cantidad y tiempo de aplicación para que el proceso sea lo suficientemente eficaz. En caso contrario, es mejor utilizar el agua micelar como segundo paso de la doble limpieza».

Por otra parte, también hay que tener cuidado a la hora de arrastrar la suciedad y hacerlo de forma suave para no dañar la piel.

Respecto a la duda habitual de si hay que aclarar o no el agua micelar, en general, no hace falta aclararla, pero es algo que debe especificar cada fabricante.

Leche limpiadora

La leche limpiadora es uno de los productos de limpieza facial clásicos. Begoña Gómez, experta en tratamiento de Yves Rocher explica que «debe extenderse sobre el rostro seco, los ojos y los labios y retirarla con un disco de algodón. Y no, no se aclara con agua». Aunque es posible encontrar leches limpiadoras para todo tipo de pieles, es un producto especialmente recomendado para la limpieza de las pieles secas y maduras porque su textura no reseca y contiene propiedades hidratantes. Lo recomendable es repetir el proceso hasta que el algodón salga limpio, así que una de sus desventajas es que parea retirar el maquillaje por completo hay que invertir bastante tiempo.

De izquierda a derecha: Leche Desmaquillante de Dior (39 €); Agua Micelar Pink Mango de Alma Secret (20,80 €); Aceite limpiador Essential Cleansing de Isdin (29,90 €); Gel limpiador purificante Pure Menthe de Yves Rocher (8,95 €).
De izquierda a derecha: Leche Desmaquillante de Dior (39 €); Agua Micelar Pink Mango de Alma Secret (20,80 €); Aceite limpiador Essential Cleansing de Isdin (29,90 €); Gel limpiador purificante Pure Menthe de Yves Rocher (8,95 €). DR

Aceite limpiador y desmaquillante

Otro de los productos de limpieza que, en los últimos años, ha ido escalando posiciones es el aceite limpiador. Entre sus ventajas principales destacar que es un producto que limpia en profundidad la piel y ayuda a eliminar el maquillaje sin resecar, gracias a su base oleosa. Precisamente por eso es un producto muy adecuado para las pieles secas y maduras. Contrariamente a lo que pueda pensarse, también se puede utilizar en pieles mixtas y grasas, pero no en las pieles con acné. Se aplica sobre la piel seca y siempre debe aclararse con agua o retirarse con un disco desmaquillante. Es un buen producto para el primer paso de la doble limpieza.

Jabón o espuma limpiadora

En general se deben aplicar sobre el rostro húmedo, masajeando suavemente y aclarando con agua. Se trata de productos con base acuosa y una textura gel que suele recomendarse como segundo paso de la doble limpieza, o bien para limpiar las pieles mixtas y grasas. Algunos jabones pueden resultar demasiado agresivos, sobre todo para las pieles más sensibles.

Dentro de esta categoría también se pueden incluir las tradicionales pastillas de jabón que con el boom de la cosmética sólida han vuelto a hacer acto de presencia. Se trata de un producto práctico a lo hora de viajar y que permite ahorrar porque cunde mucho, pero que debe estar formulado específicamente para cada tipo de piel porque en caso contrario podría desequilibrar el pH y alterar la función barrera.

Bálsamo desmaquillante

Otro limpiador facial que también ha ido ganando fama es el bálsamo desmaquillante, un producto con base oleosa que ofrece una limpieza profunda de la piel sin resecarla. Es un producto con una textura sólida que se transforma en aceite al aplicarlo en el rostro y que se debe aclarar siempre con agua directamente o con una muselina húmeda. Es perfecto también para retirar el maquillaje de ojos y labios. Entre sus contras destacar que necesita de un segundo paso con un producto de base acuosa. Se puede usar en todas las pieles, pero es más aconsejable para las secas y sensibles.

De izquierda a derecha: Cleansing Oil de Sarah Becquer (29,90 €); AC Agua Micelar Purificante de Topicrem (8,95 €); Inicia Bálsamo Limpiador Dermotratante 100% activo de Cristina Coma (31 €); Bálsamo desmaquillante Take the day off de Clinique (32 €).
De izquierda a derecha: Cleansing Oil de Sarah Becquer (29,90 €); AC Agua Micelar Purificante de Topicrem (8,95 €); Inicia Bálsamo Limpiador Dermotratante 100% activo de Cristina Coma (31 €); Bálsamo desmaquillante Take the day off de Clinique (32 €). DR

Toallitas desmaquillantes

Es un producto cómodo para determinadas situaciones como un viaje o los días en los que no se puede invertir mucho tiempo. Pero no se recomiendan para usar a diario porque no realizan una limpieza profunda, pueden incluir alcohol y fragancias, y, además, el arrastre podría debilitar la piel e irritarla.

Fuente: https://www.abc.es/estilo/belleza/agua-micelar-leche-limpiadora-espuma-pros-contras-20220924184627-nt.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.