El maquillaje puede cambiar tu estado de ánimo, según Tom Pecheux

Es curioso cómo han cambiado los códigos del maquillaje en los últimos años (con una pandemia de por medio). En 2017, el maquillador Tom Pecheux comentaba a Vogue España –con cierto pesar– la uniformidad que se observaba en aquel momento. “Es increíble que en un tiempo en que se supone que tenemos el derecho a ser libres todo el mundo tenga la necesidad de encajar en el mismo sitio. Es realmente extraño”, afirmaba en referencia a esa corriente que existía de imitar looks tan populares como los de las Kardashian (por ejemplo). En 2022, las reglas han cambiado precisamente porque están dejando de existir. 

“No estamos educados para el cambio y cuando no estamos preparados para algo tenemos miedo. El maquillaje siempre debería haber sido una manera de expresar quién eres. Después de una pandemia en la que hemos sentido la pérdida de libertad, afortunadamente cada vez más personas expresan su individualidad. La mejor tendencia siempre es la que tú quieras llevar. Si quieres ser diferente, sé diferente”, afirma ahora uno de los maquilladores más reputados de la industria que, casualidades de la vida, estudió para ser chef de repostería antes de que el destino le llevara por otros derroteros. 

No en vano, el actual director global de belleza de YSL Beauté (propiedad del grupo L’Oréal desde 2008) lleva más de 30 años cambiando los códigos estéticos y otorgando al maquillaje ese halo mágico. Maquilló a Lady Di para la mítica portada de Vanity Fair en 1997, es íntimo de las Kardashian, Kate Moss siempre dice que gracias a él aprendió a usar protector solar a diario y modelos como Joan Smalls han hablado con fervor de su amistad.

Tom Pecheux, director de belleza de YSL Beauté

Aunque claramente la pandemia nos ha redescubierto las capacidades del maquillaje más allá de su vis puramente estética, Pecheux lleva años adoctrinando sobre su poder emocional. “Te puede cambiar el estado de ánimo. Muchas mujeres llegan a la silla de maquillaje tristes, cansadas o enfadadas. Y con un minimasaje facial, un toque de máscara de pestañas y base para tener una piel sana, consigo que se sientan más seguras. Sin las mujeres no hubiera podido ser makeup artist, son las protagonistas de mi trabajo y quiero darles esa energía positiva que tiene el maquillaje”, dice. Estas palabras no se reducen a su labor como maquillador de celebrities y modelos, sino a sus primeras experiencias en stands de firmas de maquillaje. “Esas mujeres que pedían una cita para aprender a maquillarse a menudo se olvidaban de que podían ser bellas, no recordaban tratarse bien a sí mismas. La salud empieza en nuestra cabeza. Si la mente no está sana, es difícil sentirse totalmente bien”, apunta.

Precisamente esa visión aperturista de la belleza es lo que más le gusta a Pecheux de monsieur Saint Laurent. “La razón por la que era un genio era porque veía belleza en cualquier color, en cualquier cultura, en cualquier forma”, recuerda. Y ese ha sido también el leitmotiv de toda la carrera de Pecheux. “En esta industria no se trata de decir a la gente lo que tiene que hacer, sino de darle la libertad para que elija. Nada tendría que ser una obligación sino solamente una opción. Se trata de hacer lo que te hace sentir bien”. Por eso le cuesta elegir una tendencia predilecta. “El maquillaje te lleva a diferentes sitios, elige tú dónde quieres estar”. Aunque en su corazón siempre estará el poder de los ojos ahumados. “El maquillaje es como el amor: rompes con tu pareja y crees que nunca va a salir el sol, pero conoces a otra persona y vuelve a salir. Con nuestro rostro ha pasado algo parecido: tuvimos que cubrirnos la boca y nos enamoramos del poder de la mirada. Cada persona tiene una belleza diferente en sus ojos”.

Fuente: https://www.vogue.es/belleza/articulos/maquillaje-estado-de-animo-entrevista-tom-pecheux-maquillador-ysl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.