El sencillo truco del microondas para alargar la vida útil del rímel de pestañas

Si eres de la que suele usar rímel, sabrás por experiencia que este se seca mucho durante los meses de calor o bien si lo tienes guardado en un sitio en el que se generen grandes temperaturas.

Una vez el rímel está seco, usarlo es prácticamente imposible, pues forma grumos que dificultan su aplicación, así como también hace que nuestras pestañas no se resalten bien. Para que puedas usar tu rímel siempre, nosotros queremos contarte un pequeño truco que puedes hacer en casa para alargar la vida del rímel.

¿Cómo alargar la vida útil del rímel con el microondas?

Si tu rímel ya se ha quedado seco, puedes devolverle su textura original solo usando el microondas. Para ello, solo vas a necesitar un vaso de agua y el microondas. Pon el rímel dentro del vaso de agua y luego lo pones medio minuto al microondas. Así, este se volverá líquido otra vez y podrás volver a usarlo fácilmente una vez se haya enfriado un poco.

Si no quieres usar el microondas, por el motivo que sea, puedes seguir el mismo consejo, pero usando una pequeña olla con agua y metiendo el rímel dentro. El proceso es el mismo, pero debes ir con mucho cuidado con la temperatura del agua. 

¿Cómo cuidar mejor nuestro rímel?

Aunque pueda no parecerlo, el rímel necesita unos cuidados si quieres que este se conserve bien. 

Por ejemplo, cuando lo usamos, metemos el cepillo varias veces, pues pensamos que así se impregna mejor o que maquillará mejor. Esto no solamente es falso, sino que ayuda a que el rímel se seque más rápido por la cantidad de aire que dejamos que entre en él. Cuando vayamos a hacer uso del rímel será suficiente con solo aplicarlo directamente. 

Del mismo modo, el rímel también se estropea cuando usamos el cuello del envase para retirar el exceso de este en el cepillo. No solamente dejamos restos del rímel en el envase, sino que también hacemos que se seque mucho más rápido. 

¿Qué más debes saber sobre el rímel?

Lo primero que debes saber es que tu rímel es de uso personal. Ten en cuenta que es un maquillaje que está en contacto directo con los ojos, por lo que no debería ser usado por otra persona. Si esta persona tuviera algún problema, como una conjuntivitis, ten por seguro que acabarías con ella.

La fecha de caducidad del rímel es un detalle que muchas pasamos por alto. Creemos que el rímel, o el maquillaje en general, no caducan, pero esto no es así. Cuando compramos un rímel, debemos asegurarnos de la fecha de caducidad y tirarlo una vez esta haya pasado. No es que vayamos a tener problemas de salud para usarlo, pero sí es cierto que el resultado cada vez será peor. 

También es importante destacar que existen varios tipos de rímel en el mercado y no todos son para el mismo tipo de pestañas. Por ello, es necesario que, cuando lo compres, busques información sobre el tipo de pestañas para el que es indicado. 
La manera en la que lo apliques es esencial para conseguir buenos resultados. Por ello, te contamos cómo aplicar el rímel correctamente. 

Como aplicar el rímel correctamente

Ahora que ya sabes cómo puedes alargar la vida de tu rímel y porque es importante que no lo prestes a nadie, vamos a darte unos pequeños consejos para que aprendas a aplicarlo correctamente

Si no tienes rizador de pestañas, te aconsejamos que te hagas con uno de ellos y lo uses antes de aplicar el rímel. Con el rizador, conseguirás subir un poco las pestañas y, al quedar más altas, te será mucho más fácil de aplicar el rímel. 

Antes hemos mencionado que no es aconsejable usar el cuello del envase del rímel para sacar el exceso de este. Pero, a la hora de aplicarlo, sí debemos retirarlo para evitar que se formen grumos en las pestañas. Para ello, lo mejor es quitar este exceso con un poco de papel. No hace falta que presiones, simplemente pásalo alrededor del cepillo. 

A la hora de aplicar el rímel, la mejor manera de hacerlo es en movimiento de zigzag hacia arriba. Sin embargo, debes evitar apretar mucho, pues puedes acabar juntando pestañas y, por ende, volver a tener que aplicarlo. 

Cuando hayas finalizado de aplicar el rímel en las pestañas superiores es momento de aplicarlo en las inferiores. Para ello, debes repetir el mismo movimiento en zigzag que hemos comentado antes, pero debes ser súper cuidadosa para no aplicar más de la cuenta. Si esto sucede, el rímel acabará por llegar a la zona de la ojera y luego tendremos que retirarlo y volver a empezar todo el proceso. 

¿Cómo retirar el rímel?

Es necesario que te desmaquilles cada día si quieres tener cuidado con la piel y, en el caso del rímel, con tus pestañas. Ten en cuenta, además, de que si no retiras el rímel a diario, este puede correrse y entrar en los ojos. 

Para retirar el rímel adecuadamente bastará con aplicar un disco impregnado con agua micelar y luego lavarnos la cara con nuestro jabón habitual. Usar agua micelar antes de lavar los ojos facilita la retirada del rímel, pues hace que este se ablande y sea más fácil retirarlo sin dejar rastro. 

Ahora ya sabes cómo puedes alargar fácilmente la vida de tu rímel, además de cómo aplicarlo y retirarlo correctamente. 

Fuente: https://www.elespanol.com/como/sencillo-truco-microondas-alargar-vida-rimel-mascara-pestanas/689431246_0.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.