Sánchez y Feijóo contrastan sus planes anticrisis con las negociaciones abiertas para renovar el CGPJ

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, contrastarán este martes ante el pleno del Senado sus propuestas para hacer frente a la crisis derivada de la guerra en Ucrania y en medio de las negociaciones que aún no han fructificado para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Sánchez y Feijóo mantendrán este cara a cara seis semanas después del que ya protagonizaron en la misma cámara una vez que el Ejecutivo presentase en agosto su plan de medidas energéticas.

El presidente del PP había instado al jefe del Gobierno a que compareciera en el Senado, Sánchez recogió el guante y repite ahora tras anunciar nuevas medidas de ayuda ante la crisis energética, entre ellas un paquete de 3.000 millones de euros para combatir sus consecuencias.

Fuentes de Moncloa aseguran que este tipo de debates sirven para que la ciudadanía pueda contrastar los modelos que ofrece cada uno.

Y en ese contraste tienen el convencimiento de que el presidente del Gobierno «lleva las de ganar» porque insisten en que no hay una alternativa creíble en el Partido Popular.

En el debate del 6 de septiembre, Sánchez intentó desacreditar a Feijóo asegurando que su forma de actuar sólo puede ser consecuencia de «insolvencia o mala fe«, y el líder del PP lamentó esos ataques y vio «un mal presidente en los últimos momentos».

Sánchez defenderá sus medidas y asegurará que, con ellas, el Gobierno demuestra su defensa de los ciudadanos y, sobre todo, de los más vulnerables.

Insistirá en que las de Feijóo no son las que necesita España, y recordará la propuesta de bajada de impuestos generalizada advirtiendo de lo que ha ocurrido en el Reino Unido con la decisión en ese sentido anunciada por la primera ministra británica, Liz Truss, que ella misma ha revocado y que la ha situado en una delicada situación política.

El líder del PP centrará su intervención en la economía y en propuestas como deflactar el IRPF, rebajar el IVA de los alimentos básicos o un plan para la industria electrointensiva.

Feijóo y su formación han reprochado el plan fiscal del Gobierno al entender que «castiga» a las clases medias porque no beneficia en IRPF a quienes cobren más de 21.000 euros.

El principal partido de la oposición insiste en acusar al Gobierno de retener la recaudación extra causada por la inflación con el objetivo de «regar» a determinados colectivos para «comprar votos» en un año electoral. Feijóo calificó los presupuestos del «programa electoral más caro de la historia».

El PP señala además que el presidente del Gobierno tiene este martes la oportunidad de «rectificar» el anterior debate en la Cámara Alta, en el que según este partido se dedicó a «insultar al candidato de la alternativa».

Promete el PP un Feijóo «predecible, solvente, de mano tendida», según ha señalado su número tres, Elías Bendodo, que ha apuntado que «a cada insulto, si lo hay, habrá una propuesta».

El PP defiende además que la negociación abierta para renovar el CGPJ no condicionará a Feijóo, que seguirá teniendo un tono de «diagnóstico crítico» y de «propuestas».

El diálogo para nombrar a los nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces no implicará tampoco que Sánchez, según se asegura desde el Gobierno, tenga un tono condescendiente con el líder del PP.

«No tiene nada que ver», recalcan a la vez que siguen manteniendo su optimismo ante la posibilidad de un acuerdo en breve que renueve el CGPJ.

Sánchez tendrá enfrente en este debate, además de a Feijóo, a los portavoces de otros seis grupos parlamentarios -ERC-EH Bildu, PNV, Nacionalista (JxcAT y CC), Izquierda Confederal, Democrático y Mixto- además del socialista.

Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.