Estudio revela baja incidencia de covid-19 tras vacuna de refuerzo

Un estudio publicado en la revista científica Journal of the American Medical Association (JAMA) ha observado una incidencia “sorprendentemente baja” del virus covid-19 tras recibir la dosis de refuerzo de la vacuna. Esto se da especialmente en menores de 65 años sin condiciones de alto riesgo.

Las hospitalizaciones por la enfermedad entre personas que habían recibido vacunas y dosis de refuerzo, se produjeron casi exclusivamente entre pacientes de alto riesgo. Esto incluye mayores y adultos de todas las edades con ciertas comorbilidades o condiciones de inmunocompromiso.

Este estudio retrospectivo se hizo con 1,6 millones de pacientes de los centros de la Administración de Salud de los Veteranos, el mayor sistema sanitario integrado de Estados Unidos.

La incidencia de hospitalización por neumonía por covid-19 o muerte era de 8,9 por cada 10 000 personas que habían sido vacunadas con dosis de refuerzo.

Si bien la incidencia para los adultos mayores vacunados y reforzados con condiciones comórbidas o inmunocomprometidas era diez veces mayor, seguía siendo una tasa relativamente baja de ocurrencia de malos resultados.

“Se trata de una buena noticia sobre la potencia y la eficacia de la vacunación contra la covid-19 en todos los grupos. Con el poder de los datos, teníamos una información tan completa sobre un gran número de pacientes, incluyendo muchos que son mayores y los que tienen comorbilidades o están inmunocomprometidos, que nos fue posible examinar esta cuestión más a fondo”.

Así lo indicó Dawn Bravata, quien es la coautora de la investigación del Instituto Regenstrief y del Centro Médico de Veteranos de Roudebush.

Para evitar una clasificación errónea de la muerte u otros resultados graves debidos a la covid-19 en lugar de a otros problemas de salud, los autores del estudio evaluaron rigurosamente las historias clínicas de los pacientes para detectar el avance de la enfermedad, la neumonía por coronavirus y la muerte.

Esto, en lugar de limitarse a considerar todas las hospitalizaciones entre los pacientes que tuvieran una prueba de laboratorio de covid-19 positiva.

Coronavirus y células humanas

Por otra parte, una investigación internacional ha descubierto cómo se comunica con las células humanas el coronavirus SARS-CoV-2. Encontró más de 200 interacciones de proteína a proteína entre el virus y las células que toca.

El estudio, publicado por la revista Nature Biotechnology y en la que participa el Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona, se planteó responder a estas tres preguntas:

¿Cuáles son exactamente las interacciones moleculares entre el virus causante de la covid-19 y su huésped humano? ¿Cómo pueden nuestras diferencias genéticas causar diferentes cursos de la enfermedad? Y¿cómo difieren las variantes del virus, aún emergentes, en sus interacciones con el huésped?

La investigación la llevó a cabo un consorcio internacional, presidido por Pascal Falter-Braun, director del Instituto Helmholtz de Biología de Redes de Múnich (Alemania). Incluyó equipos de Canadá, Estados Unidos, Francia, España y Bélgica.

Científicos del laboratorio de Bioinformática Estructural y Biología de Redes del IRB de Barcelona, dirigido por Patrick Aloy, han contribuido analizando la red de interacciones entre el virus y las células humanas. Ente otras cosas, los científicos han descubierto que muchas proteínas virales muestran una preferencia de unión a dominios estructurales específicos presentes en varias proteínas humanas.

“Comprender mejor las interacciones del virus con nuestras células es clave para evitar esas interacciones y, así, la infección”, puntualizó Aloy. Según el científico, “el consorcio ya ha probado con éxito algunos compuestos con este fin. Estudios posteriores evaluarán cómo la variabilidad genética de los huéspedes humanos afecta a estas interacciones”.

A diferencia de otros estudios de asociaciones proteínicas, ahora han podido identificar con precisión los contactos proteínicos directos entre el virus y el huésped. Al examinar de cerca este conjunto de interacciones proteicas directas (o “contactoma”), el equipo encontró cadenas de conexiones entre las proteínas víricas y los genes humanos relevantes para la infección.

Fuente: https://www.elcomercio.com/tendencias/salud/baja-incidencia-covid-19-vacuna-refuerzo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.