julio 24, 2024

Recordando al Maestro
CARLOS ORDÓÑEZ GOETTA, PERIODISTA, POETA, ESCRITOR Y BRILLANTE ORADOR E IMPROVISADOR

En la pequeña y sencilla oficina, en la casona, el reportero gráfico Rafael Carchi Caamones, sorprendió en plena labor periodística a Carlos Ordóñez con Milton Sevilla, y al fondo Eddy Palma , Miguel Landeta y Mauro Villamar.

Un gran señor, como fue el Dr. HC. Hugo Delgado Cepeda, me enseñó que en la vida hay que agradecer a quienes le ayudaron, que hay que ser grato, porque Dios recompensa este bello gesto de los seres humanos.

Voy a recordar al Profesor Carlos Ordóñez Goetta, porque estuve mucho tiempo a su lado, aprendiendo la redacción de noticias y reportajes.

Fue jefe de Relaciones Públicas de la Universidad de Guayaquil, en la administración del mejor rector que ha tenido la institución, el recordado Arq. Jaime Pólit Alcívar (+).

Era una persona corta de estatura, pero el Todopoderoso le concedió un cerebro privilegiado para realizar grandes editoriales periodísticos para diario El Comercio, poemas que llegaron al corazón, diversos himnos, entre ellos, Al Maestro, y   la paciencia para enseñar a quienes querían seguir la sacrificada profesión de comunicar.

“Walter, el que no aprende conmigo, no nació para periodista” me dijo alguna vez en su oficina, de la casona universitaria, donde tenía a su cargo a los estudiantes Milton Sevilla Andrade (+), Miguel Landeta Pardo, Mauro Villamar Alvarado y Eddy Palma Bazurto, reconociendo el valor de los estudios académicos para que encuentren la manera de abrirse camino en la práctica efectiva, haciendo boletines de prensa, reportajes y trabajos de investigación para el Anuario de la Universidad.

Me precio de haber conocido a grandes periodistas y los admiré desde mi modesto cargo. Luego, a los que se fueron graduando cerca de tres décadas, tiempo que estuve en la escuelita de periodismo, hasta llegar a FACSO. Después, como Administrador de la Unidad de Posgrado, llegaron algunos a continuar maestrías.

ORDÓÑEZ EL POETA

Carlitos Ordóñez, como le llamaban algunos, tenía la poesía como expresión, como definición de la vida y de los sentimientos. La poesía “es el camino para el entendimiento humano”, decía.

“No sólo es la urgencia por transmitir un mensaje bello y profundo, sin que pierda claridad, sino un compromiso sin igual con lo más trascendente del hombre, de la especie superior que afina su pensamiento y enriquece su emoción para descubrir los motivos de la existencia, los valores humanos, la eternidad del instante que se escapa”, agregaba.

En esa labor de superioridad humana, el profesor Carlos Ordóñez Goetta se mantenía leal a la poesía. No dejaba que el tiempo ni los dolores con que la vida a todos nos somete, debiliten su capacidad de emoción o agoten sus cálidas mareas sentimentales. Su poesía no se hizo para desorientar, sino para alumbrar caminos. “Llega al padre, en sus cantos infantiles, para que se comprenda el gozo y la maravilla del hijo. Llega al hombre artificioso de la ciudad, para que entienda el milagro de la Naturaleza en su despertar sencillo y conmovedor. Llega a la mujer hermosa para que el hombre comprenda la grandeza de la gracia femenina, su sutileza y su eternidad en llamado de amor y deslumbramiento” argumentaba.

Una de sus inspiraciones fue seleccionada para que sirva de letra para el Himno del Maestro Ecuatoriano. El referido concurso literario, promovido por el programa Antena Pedagógica, del profesor Eloy Velásquez Cevallos, se realizó con ocasión de las celebraciones por el XVIII Aniversario de radio CRISTAL e intervinieron 26 escritores de las principales ciudades del país.

El Prof. Carlos Ordóñez Goetta, al ganar el primer premio en este significativo concurso se hizo merecedor de una fina Medalla de Oro, donada por el ministro de Educación Pública, de ese entonces, General Guillermo Durán Arcentales.

EN LA UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL.

Para que la comunidad universitaria conozca los inicios de este Departamento, hoy denominado Relaciones Públicas o Comunicación Social   le contamos que, le correspondió al Dr. Antonio Andrade Fajardo (+) tomar la iniciativa y estableció, el Departamento de Relaciones Públicas y Coordinación, convocando a concurso de méritos la jefatura o dirección.

Ya en funcionamiento el Departamento en los últimos meses del año 1974, aceptó la idea de la Escuela de Ciencias de la Información, hoy FACSO en el sentido de adscribir a dicho espacio una sección de Información, conformada con elementos egresados o alumnos de la antes mencionada unidad académica.

PRIMER JEFE DEL DEPARTAMENTO

En el respectivo concurso para jefe del Departamento se nombró al profesor Carlos Ordóñez Goetta, en cuya pequeña oficina que funcionaba en la casona universitaria, de la calle Chile, dirigía al personal que cubría las informaciones en toda la U.

Tenía en aquel entonces, más de 25 años de actividad en distintas redacciones del país. Había laborado como editorialista en el TELÉGRAFO, EL COMERCIO DE QUITO, EL UNIVERSO Y LA REVISTA RUMBOS, así como en la AGENCIA ECUATORIANA DE PRENSA.

“Séneca” era el seudónimo de su columna EL PULSO DE LA NACIÓN en el matutino El Universo.

El cargo que desempeñó lo obtuvo por concurso de merecimientos y oposición y lo ganó con el trabajo “Mensaje de la Universidad de Guayaquil a la juventud en Proyección Nacional y Universal”.

ORDÓÑEZ EL CATEDRÁTICO

Por trece años fue catedrático de la Universidad de Guayaquil, en la Facultad de Filosofía, letras y Ciencias de la Educación, dictando la cátedra Literatura Universal, Nórdica y Anglosajona, Literatura Hispanoamericana y Gramática Superior.

También fue docente, en el centenario plantel secundario Vicente Rocafuerte.

LA IMAGEN UNIVERSITARIA

Ordóñez Goetta, se dedicó por completo a presentar la nueva imagen de la institución, también se comprometió a instalar salas de prensa en congresos, convenciones y certámenes de trascendencia que organizaban las facultades, Escuelas e Institutos.

Además, ofrecía diariamente un servicio de noticias a los medios de comunicación colectiva, editaba folletos de conferencias científicas y reuniones culturales con la intervención de valores ecuatorianos y de otros países.

Así empezó este Departamento que cumple hoy sus funciones en el tercer piso del edificio de la administración Central, en la ciudadela universitaria.

El notable poeta, escritor, periodista, orador e improvisador Carlos Ordóñez Goetta falleció en la década del 90.

Aunque la Universidad de Guayaquil jamás le efectuó un reconocimiento a su labor, al menos por esta vía, rindo mi homenaje póstumo a CARLOS ORDOÑEZ GOETTA, a quien tuve el honor de conocerlo y aprender de él por muchos años.

¡Paz en su tumba!

PIE DE FOTOS:
*Profesor Carlos Ordóñez Goetta, primer jefe de Relaciones Públicas de la Universidad de Guayaquil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *