junio 19, 2024

El 2023 es el año con más ataques mortales a políticos en el Ecuador

En 1979, Jaime Roldós Aguilera fue el primer presidente electo con el retorno de la Democracia a Ecuador. Su gobierno no completó el periodo para el que fue electo, una trágica muerte marcó un final abrupto en 1981.

Roldós presidió una ceremonia militar, a propósito del 24 de mayo, en donde condecoró a los combatientes de la Guerra de Paquisha. Luego se iba a dirigir hacia Zapotillo, en el extremo sur del país para otra ceremonia. Sin embargo, el helicóptero en el que viajaba junto con otras ocho personas más, entre ellas su esposa Martha Bucaram, se estrelló contra el cerro Huayrapungo.

La versión oficial fue que se trató de un accidente, la Fuerza Aérea atribuyó la responsabilidad a un error humano del piloto sometido a una carga de trabajo excesiva. No obstante, por años hay quienes sostienen que se trató de un asesinato en marco del ‘Plan Cóndor’.

18 años después, Ecuador se conmocionó nuevamente con el asesinato del político Jaime Hurtado, diputado del entonces Congreso Nacional. Hurtado había marcado su gestión como legislador por las constantes denuncias de corrupción y supuestos vínculos del gobierno de Jamil Mahuad con el narcotráfico.

Al momento de su asesinato, perpetrado a pocas cuadras del edificio del Congreso, se encontraba junto a su sobrino y su guardaespaldas quienes también murieron.

Tres hombres fueron arrestados por este caso, el cuarto cómplice habría sido asesinado. Este homicidio se atribuyó a la relación que Hurtado habría tenido con la guerrilla colombiana, una versión rechazada por sus partidarios y su familia. Esto, hasta la fecha, no ha podido ser comprobado.

24 años después, Ecuador registra la mayor cantidad de ataques contra políticos desde el retorno a la democracia. Solo en 2023, tres aspirantes a diferentes cargos fueron asesinados.

En las elecciones seccionales de febrero, Omar Menéndez ganó la alcaldía de Puerto López, pero fue acribillado horas antes de las votaciones del 5 de febrero. Un mes antes, Julio César Farachio, candidato a la alcaldía de Salinas, también fue asesinado durante un recorrido junto a simpatizantes.

El 16 de julio, Ríder Sánchez, candidato a asambleísta por la provincia de Esmeraldas, murió acribillado mientras manejaba su auto en Quinindé. Y este 23 de julio, Agustín Intriago, alcalde de Manta, fue atacado por sicarios y murió producto de los seis impactos de fusil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *