mayo 25, 2024

En Guayaquil, educadora es la inspiración de niños y adolescentes

“El mundo me trajo aquí para enseñar a través de mi discapacidad”, reconoce Clara Celi Obaco, docente de la Unidad Educativa Benjamín Rosales, educadora con mucha vocación por su trabajo.
Clara es Licenciada en Educación Básica y tiene una Maestría en Psicopedagogía, lleva 14 años ejerciendo la docencia de segundo a séptimo año en las materias de Estudios Sociales, Lenguaje, Ciencias Naturales e Inglés.
Su madre, Amada Obaco, relató el esfuerzo constante para trasladarla hasta la institución y cumplir sus sueños: “Mi hija nació con osteogénesis imperfecta, lo cual no le permitió desarrollar sus piernas, pero a pesar de eso siempre la motivamos a seguir adelante. Tenía 17 años, todavía estaba en el colegio y ya tenía un grupo de niños en casa a quienes les enseñaba, allí nació su vocación por ser maestra”, comentó.
“Empecé a trabajar a los 23 años con niños que tenían distintos tipos de discapacidades y siempre los inspiraba y reforzaba la autoestima. Veían mis logros y se sentían comprendidos”, destacó la educadora.
“Mis padres fueron el pilar que siempre me acompañó, ellos me inculcaron a continuar mi educación. He seguido mi vida normal y no dejo de prepararme constantemente con cursos en distintas materias”, agregó Celi.
Marta Martínez, directora de la institución, destacó la labor educativa de la docente: “Los niños le entienden muy bien y proyecta una sensibilidad con cada uno de ellos. A lo largo de los 11 años en la institución ella trabaja con mucho empeño”, indicó.
“El mundo me trajo aquí para enseñar a través de mi discapacidad y hacerles entender a los padres la importancia de la educación y la autoestima con sus hijos. Seguiré con mis metas de contar con un nombramiento y seguir trabajando con el mismo ímpetu con mis estudiantes”, expresó la educadora.
El Ministerio de Educación reconoce la destacada labor educativa de los maestros por su compromiso, entrega, profesionalismo, amor y respeto por el ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *