julio 19, 2024

En la capital hay 14 fotorradares, ubicados en cuatro vías de alta siniestralidad

Ante esa realidad, Viteri señala que tienen un desafío: volver una ciudad inteligente. La idea es pasar de la interacción del agente con el ciudadano a tener dispositivos tecnológicos. Para ello, los actores de movilidad trabajan en estudios para entender cómo deben funcionar estos dispositivos.
Otro de los datos que resalta Viteri es el número de sancionados.

En lo que va de 2023, en la capital se han sancionado 1.200 conductores a través de estos fotorradares. Mientras que el año anterior fueron 2.100 sancionados con estos dispositivos.
En ese marco, dijo “hemos identificado que en función de la evolución y el crecimiento del parque automotor, traducido en índices de siniestralidad, es necesaria la dotación de más equipos de fotorradares”. Y, complementó que el objetivo de los fotorradares es mitigar la impericia por parte de los conductores y así evitar la siniestralidad en las vías.
En Quito se mantienen en funcionamiento 14 fotorradares, ubicados en cuatro vías de alta siniestralidad. A estas avenidas se las conocen como ‘puntos negros’ y son la Simón Bolívar, Ruta Viva, Panamericana Norte y Mariscal Sucre. 
Dennis Viteri, coordinador general de Fiscalización de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), señaló que estos “14 radares para la extensión del Distrito Metropolitano de Quito no son suficientes, ya que la siniestralidad que tenemos va en crecimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *