mayo 25, 2024

Estas bebidas no deben ser consumidas por los niños

Con la época de vacaciones los niños pasan mayor tiempo en sus hogares, esto permite que los padres puedan tener más control de los alimentos que consumen sus hijos. No obstante, para ellos la preocupación está en cómo conseguir que coman productos saludables como frutas y verduras.

El ciudadano Mauricio Defas, aseguró a El Telégrafo, que algo que intenta evitar, junto a su esposa, es que su hijo consuma productos con alto contenido de azúcares. Por ello intenta equilibrar lo que se le envía como colación a la escuela y que esto no sea un inconveniente en el hogar.

Dentro de lo que busca es que adquiera la costumbre de tomar agua, “que no consuma gaseosas, energizantes o ese tipo de cosas para su hidratación”. Aunque reconoce que “en ciertas ocasiones le damos unas galletas, un chocolate, pero intentamos que no sea diario sino de vez en cuando”.

Al respecto, la nutricionista Mónica Galarza advierte las consecuencias del consumo, en niños, de alimentos ultra procesados como galletas, chocolates, en especial, jugos, gaseosas, denergizantes, esto debido a las grandes cantidades de azúcares libres o caloría vacías que contienen y que no son necesarias para el crecimiento del niño.

“Aunque las etiquetas (de esos productos) indiquen que están fortificadas con vitaminas o minerales que, ellos necesitan para el crecimiento, al estar acompañados de azúcares simples más bien los pueden predisponer a enfermedades graves como cáncer o diabetes”, enfatiza la profesional. Por lo que recomienda que a los niños se les cree la costumbre de tomar agua para hidratarse.

Contrario a lo que se cree, la nutricionista, alerta que no se debe dar a los niños jugos de frutas, que estas se las debe comer enteras o en pedacitos pero no en batidos o licuados. A esto se suma el no consumo de coladas porque también contienen altas cantidades de azúcar.

En cuanto a los alimentos, la profesional indicó que existen ciertas recomendaciones que pueden facilitar que los niños consuman alimentos sanos. Por ejemplo, indicó que los padres pueden incluirlos en la preparación del desayuno, almuerzo o cena para que ellos aprendan y vean los procesos y opinen sobre lo que se comerá.

Esto permitirá que siempre se incluyan vegetales acompañado de lo que a los hijos les guste, ya sea carne, pollo o salchichas. “Que en el desayuno siempre haya presencia de fruta y en el almuerzo y en la cena un vegetal”, enfatizó Mónica Galarza y agregó que la idea es que se realicen preparaciones que sean agradables para el paladar de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *