abril 21, 2024

Eve Crowley._ Ecuador y su despliegue territorial coordinado frente a la influenza aviar

El 2022 marcó un momento crucial para el sector avícola en Ecuador, con el brote de influenza aviar afectado al sector avícola, la industria y poniendo en riesgo la seguridad alimentaria. La confirmación sobre la presencia de influenza aviar altamente patógena (IAAP) en Ecuador levantó las alarmas de instituciones, productores y consumidores. Desde FAO activamos los protocolos para proporcionar asistencia técnica, servicios de emergencia y suministros a los países afectados.

Un factor clave en un acontecimiento de este tipo es mantener un estrecho contacto con los servicios veterinarios nacionales y los ministerios de agricultura, ganadería y medio ambiente de los países afectados. En esta columna, quiero destacar cómo es posible actuar frente a una emergencia de forma coordinada y hacer énfasis en que las alarmas todavía no deben apagarse.

Acciones decisivas

La rapidez y determinación en la toma de decisiones por parte del Gobierno nacional al detectar los primeros casos de influenza aviar fue crucial. La aplicación inmediata de protocolos de contención, bioseguridad y cuarentena evitó que el virus se propagara y salvó a la industria avícola de consecuencias aún más graves en un primer momento. Los protocolos deben ser ampliamente difundidos y el país debe seguir mejorando en su capacidad de respuesta si un escenario como el que ocurrió en 2022 se repite.

Vigilancia epidemiológica y control sanitario

El gobierno intensificó la vigilancia en granjas avícolas a nivel nacional, lo que permitió detectar nuevos focos de infección rápidamente y tomar medidas adecuadas. Además, implementaron una campaña de concientización para informar sobre la influenza aviar y sus riesgos. Estos esfuerzos desmitificaron la enfermedad y aclararon que el consumo de productos avícolas debidamente cocidos es seguro, manteniendo la confianza en la industria y evitando una caída en la demanda. Estas campañas deben continuar para evitar que miles de productores sean afectados por información no contrastada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *