junio 15, 2024

Marta Pérez, la joven que tomó un batido de proteínas y ya lleva ocho meses en coma

Cuando empezó a sentirse mal la llevaron a un centro de salud, donde le dieron un medicamento y el alta inmediata, pero horas después volvió a descompensarse y sufrió un paro cardiorrespiratorio.

En ese momento fue llevada al Hospital Virgen de los Lirios, donde según su madre recibió un trato inhumano. Por eso pidió el paso al Vithas Consuelo, en Valencia, donde empezó a mejorar.

Ahora, la madre teme que el Ministerio de Sanidad de España disponga un nuevo traslado para Marta, al hospital donde, dijo su madre, perdió peso notablemente por el tipo de alimentación.

El permiso médico para el hospital Consuelo está vigente hasta el 19 de junio. Por eso, la familia organizó varias campañas para reunir dinero y también para impedir un nuevo traslado.

La familia de Marta Pérez vive un infierno. Por un lado sufre por la salud de su hija, quien desde septiembre de 2022 está en coma por tomar un batido de proteínas; mientras que por otro lado, pelea con las autoridades para que no le cambien de hospital.

Marta es alérgica a los pistachos y en el gimnasio donde hacía ejercicios se lo administraron, a pesar de que ella advirtió de su condición.

Cuando empezó a sentirse mal la llevaron a un centro de salud, donde le dieron un medicamento y el alta inmediata, pero horas después volvió a descompensarse y sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *