abril 21, 2024

Rosalía Arteaga Serrano._ Nuevas autoridades

En estos días se ha producido la renovación de las autoridades locales, tanto las ciudades grandes como las pequeñas, así como los consejos provinciales han visto el recambio de sus más altos personeros, excepto en aquellas en las que se dieron reelecciones.

Hay interés en la ciudadanía respecto del desempeño de las nuevas autoridades, ya que buena parte de lo que ocurre en el país tiene lugar en las ciudades y son los temas del diario vivir, de lo cotidiano, las que en definitiva marcan la calidad de vida de las personas.

Aunque los resultados de lo que pasa en el país no son específicamente la sumatoria de lo que pasa en las ciudades, sí hay una tendencia a tener mejores resultados nacionales si a las ciudades les va bien.

Para que las ciudades funcionen bien se necesita un buen e impecable manejo administrativo y financiero, sensibilidad frente a las necesidades ciudadanas, un sentido de la importancia de la capacidad de aunar intenciones y voluntades para conseguir llenar los desafíos de cada una de las circunscripciones territoriales en las que les toca actuar.

La ciudadanía en general es escéptica frente a lo que pueden hacer las autoridades recién estrenadas, sobre todo por los antecedentes de las administraciones anteriores, por ello está en las manos de los nuevos Alcaldes y sus Concejos, así como de los Prefectos y sus Consejeros, el demostrar que se pueden cambiar las realidades y las percepciones.

Además de temas que tienen que ver con el mantenimiento de las calles de las ciudades, la provisión de los servicios básicos, temas como alcantarillado, agua potable, alumbrado público, parques, parterres y veredas, organización territorial, tránsito y transporte, en algunos casos educación y salud, hay otro que se ha sumado en estos últimos tiempos y que tiene que ver con la seguridad ciudadana, frente a las olas de delincuencia que azotan al Ecuador.

Los ciudadanos requerimos vivir en ciudades seguras, limpias, ordenadas, en las que podamos realizar nuestras actividades diarias. Tan grande como ese es el desafío que asumen desde hoy las nuevas autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *