mayo 25, 2024

Senadores de EE.UU. respaldan a Lasso, que afronta un juicio político que puede destituirlo

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Pulsa para escuchar”]

Los tres senadores destacaron la importancia de proteger la democracia y la estabilidad del Ecuador. Conozca los detalles. 

Una delegación de miembros del Senado de Estados Unidos mostró este lunes su respaldo al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ante el proceso de juicio político que afronta en la Asamblea Nacional, donde la oposición acusa al mandatario de un presunto delito de peculado (malversación de fondos).

La comitiva, encabezada por el senador republicano Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Internacionales del Senado estadounidense, fue recibida en el Palacio de Gobierno por Lasso y su ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Gustavo Manrique.

A Menéndez lo acompañaron en su visita a Quito los también senadores Tim Kaine y Tony Cárdenas, ambos del Partido Demócrata.

En un mensaje en redes sociales, Lasso indicó que en su reunión coincidieron en «la importancia de proteger la democracia y la estabilidad del Ecuador», en referencia al proceso que puede derivar en su censura como jefe de Estado, cuando aún no cumple la mitad de su mandato.

«Acordamos, además, fortalecer la cooperación en seguridad, comercio, inversiones y medio ambiente», señaló Lasso, quien por segunda vez en cinco meses recibió a Menéndez en Quito, luego de que el parlamentario encabezase en octubre otra misión de senadores que llegó a la capital ecuatoriana.

Por su parte, Menéndez destacó la postura del presidente Lasso sobre la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Estados Unidos siempre apoyará a líderes democráticos que trabajan para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, que buscan mejorar la seguridad y proteger la institucionalidad”, señaló Menéndez.

El senador explicó que la reunión también sirvió para evaluar la aplicación de la Ley de Asociación entre Estados Unidos y Ecuador, aprobada por la cámara estadounidense en diciembre pasado.

Asimismo, reiteró la necesidad de profundizar las relaciones económicas entre ambos países y crear mejores condiciones de seguridad tanto para estadounidenses como para ecuatorianos.

De su lado, el canciller Manrique incidió en que ambas partes convinieron en «la importancia de luchar contra el narcotráfico», al precisar que «el crimen organizado afecta la democracia y pone en riesgo la estabilidad de los países».

«Hemos compartido la preocupación de ambas naciones por el aumento de la migración riesgosa y coincidimos en la necesidad de que exista una migración segura, ordenada y regular«, apuntó Manrique.

En los últimos meses también han llegado de visita a Quito otros parlamentarios estadounidenses como el senador republicano Marco Rubio y una delegación de congresistas liderada por el republicano Jason Smith, quien advirtió su preocupación por la creciente influencia de China en la región. (EFE)

 Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *