mayo 25, 2024

⁠Autoridades ambientales monitorean muerte de aves en el perfil costero de Ecuador

El Ministerio del Ambiente informó que a partir de la alerta reportada por el Refugio de Vida Silvestre y Marino Costera Pacoche, en mayo del 2023, sobre eventos inusuales de mortalidad de aves en el perfil costero, esa cartera de Estado ha generado oportunamente lineamientos técnicos para manejar dichos sucesos en territorio, con disposiciones para la vigilancia, toma, manejo y transporte de muestras; así como disposición final de cadáveres.

No obstante, desde el 2022, con las primeras alertas de la circulación de influenza aviar en el país, trabajamos de manera coordinada junto a otras entidades con competencias sanitarias en el Ecuador continental, buscando establecer acciones conjuntas con enfoque de “Una Salud” para fortalecer la prevención y evitar la propagación de enfermedades que puedan afectar a la biodiversidad, la salud humana y las actividades productivas del país.

Bajo este antecedente, el monitoreo permanente que realizan los funcionarios de este Ministerio se desarrolla a través de vigilancia pasiva (animales enfermos o muertos) y vigilancia activa (captura de animales para toma de muestras) en las diferentes zonas priorizadas, tomando en cuenta diferentes criterios como: rutas migratorias, zonas de anidación o congregación de aves y cercanía a granjas avícolas.

Como parte del proceso para descartar presencia de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad, la toma de muestras se recolecta a través de hisopado cloacal y faríngeo de los especímenes enfermos o muertos, posteriormente son enviadas a varios laboratorios de instituciones de educación superior que colaboran con el Ambiente para realizar análisis de posible detección del virus. En caso de identificar algún positivo, estas muestras se derivan a los laboratorios de referencia para su confirmación y genotipificación; laboratorios que están certificados nacional e internacionalmente para el diagnóstico de enfermedades.

De las muestras tomadas para descartar influenza aviar hasta el momento, no se ha encontrado un aumento en la incidencia de la enfermedad, por lo que se presume que la causa de muerte de estos especímenes, dada en mayor medida en las provincias de: Santa Elena, Manabí, Guayas y Esmeraldas, está relacionada con la disminución de alimento a causa del calentamiento global a consecuencia de la fase cálida del Niño- Oscilación Sur (la temperatura del océano Pacífico se ha incrementado y los peces se trasladan a mayor profundidad haciéndose inalcanzables para las aves marinas).

Ante esta situación y a fin de establecer las posibles causas de los decesos de aves silvestres en el perfil costero del país, esta cartera de Estado trabaja en el desarrollo de mesas técnicas con investigadores e instituciones vinculadas a la temática para generar un informe desde el punto de vista ecológico.

Nota:

De los registros que mantiene esta cartera de Estado, el mayor número de muertes corresponden a cormorán guanay (Leucocarbo bougainvillii) y pardela sombría (Ardenna grisea), ambas aves migratorias que se alimentan principalmente de pescado, calamar y crustáceos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *