mayo 25, 2024

El polémico juicio a Google

Google atraviesa un complejo hito legal, pues, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha llevado al gigante tecnológico a juicio, alegando que la marca ha cometido prácticas monopólicas en campo de las búsquedas web.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusa a Google de abusar de su posición dominante en el mercado de las búsquedas web; pese a que la compañía se ha defendido argumentando que los cibernautas tienen la libertad de elegir qué motor de búsqueda; sin embargo, Google es la única opción predeterminada en una gran cantidad de dispositivos inteligentes con sistema operativo Android..

Un juez analizará si Google abusó de su poder como si fuera un monopolio; es así como se produce el primer juicio por prácticas monopólicas contra un gigante tecnológico desde el proceso histórico contra Microsoft hace más de 20 años.  Las evidencias señalan que Google ha acumulado el 90 por ciento del mercado de los motores de búsqueda en Estados Unidos y el 91 por ciento a nivel mundial.

Según la demanda, Google le ha dado prioridad a sus propios productos y servicios en los resultados de búsqueda. Por ejemplo, si buscas un restaurante, te aparecerán primero las reseñas y las fotos de Google Maps; si deseas escuchar una canción, te aparecerá primero el vídeo de YouTube o si quieres conocer una palabra, aparecerá primero la definición del diccionario de Google.

El juicio comenzó el 12 de septiembre de 2023 en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California; se espera que dure varios meses y podría tener implicaciones de gran alcance para la industria tecnológica. Este litigio es significativo porque representa el primer enfrentamiento entre el Gobierno de Estados Unidos y una empresa tecnológica en más de dos décadas.

Google se defiende afirmando que sus prácticas no son ilegales y benefician a los consumidores. En este sentido, la empresa argumenta que ofrece productos y servicios gratuitos o muy baratos capaces de satisfacer las necesidades y preferencias de los usuarios. También señala que las personas pueden elegir fácilmente otros motores de búsqueda o aplicaciones si lo desean.

Algunos rivales están celebrando el progreso del juicio; por ejemplo, DuckDuckGo sostiene que eliminar Google como motor de búsqueda predeterminado en un dispositivo y reemplazarlo con su aplicativo requiere al menos quince pasos. Sin embargo, Google señala que los fabricantes de teléfonos y navegadores webs le escogen como su opción predeterminada por su alta calidad.

De interés: Si Google pierde este caso, se podría debilitar su importancia e influencia en la industria tecnológica, algo que podría limitar la forma en que Google puede competir en el mercado y reorganizaría la industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *