marzo 5, 2024

Estudiantes con discapacidad siguen avanzando en su educación con docentes de Apoyo a la Inclusión

En Guayaquil, Durán y Samborondón, existen 2131 estudiantes con necesidades educativas diferenciadas que son atendidos por profesores especializados.
Eduardo tiene 10 años y cursa el sexto año de Educación Básica en la Unidad Educativa Especializada Monserrat Morales, ubicada en el suburbio de Guayaquil y a pesar de su discapacidad, es un niño curioso y entusiasta que demuestra su amor por aprender cada día en su escuela.
Su madre, Clara Sánchez, se dedica a la venta de comida en su domicilio, además nos comenta: “Tengo un horario bastante ocupado porque me dedico íntegramente a cuidarlo, además tengo que preparar comida y soy madre soltera. Vivimos en La Chala y muchas veces los conductores de buses, que no tienen respeto, se negaban a llevarnos porque mi hijo no camina bien. Un día me decidí a refaccionar mi bicicleta y adaptarla para trasladarlo con mayor comodidad, nos demoramos 20 minutos en llegar al plantel y vamos tranquilos”, indicó.
Por su parte, Margot González, docente de Apoyo a la Inclusión del pequeño Eduardo, relató la atención para estudiantes con discapacidad: “Dentro de las unidades educativas especializadas se cuenta con equipos multidisciplinarios que apoyan al desarrollo integral de cada uno de los alumnos con discapacidades, mediante terapias ocupacionales y de lenguaje. El currículo está basado en un modelo ecológico. En la Zona 8 existen 8 instituciones educativas especializadas”, refirió.
Eduardo luce una sonrisa mientras realiza actividades lúdicas con su madre dentro del aula. “Se busca desarrollar habilidades técnicas que les permitan ser más independientes y autónomos, pero lo primordial siempre será el apoyo y un buen entorno familiar. Eduardo ha mejorado mucho con el esfuerzo de su madre”, destacó González.
“Mi hijo es mi motivación para toda la vida, siempre trato de mejorar su calidad de vida. Le encanta pasear en el triciclo, mucha gente nos toma fotos y nos animan. Mi hijo sonríe y es feliz”, agregó la madre del pequeño Eduardo.
El Ministerio de Educación, a través de su eje “Todos”, promueve una educación integral e inclusiva para estudiantes con necesidades educativas especiales vinculadas o no a una discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *