julio 19, 2024

Pagar 250.000 dólares para bajar al Titanic o el loco negocio del turismo para ultrarricos

En noviembre de 2022, el periodista David Pogue, del medio estadounidense CBS, publicaba la crónica del que había sido su último viaje. No era un tour más, Pogue se había convertido en uno de los pocos afortunados visitantes del pecio del Titanic, pese a no ser científico. 

Se había sumado al selecto grupo, junto a sus dos compañeros de inmersión, un supermillonario indio y una banquera mexicana que, decía, llevaba 30 años ahorrando para poder pagar el viaje. En el artículo, todos le cuentan su experiencia, mientras él enumera cada detalle del viaje y todos sus problemas. Pogue no lo sabía, pero su crónica acabaría siendo un prefacio de uno de los incidentes más llamativos de los últimos años y un ejemplo de la locura que vive el mundo del turismo de ultrarricos.https://4f958aa2bee44a0fcd36f440efb6bfd4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-40/html/container.html?n=0

El artículo de la CBS, junto al vídeo grabado por el youtuber mexicano Alan Estrada, es el documento más detallado sobre la experiencia del viaje en el Titan, el sumergible gestionado por la compañía OceanGate Expeditions y que a día de hoy se busca en las profundidades del Atlántico Norte junto a los cinco tripulantes que iban dentro.

Lo cierto es que Pogue ya hablaba del riesgo en su artículo, y también OceanGate: “No voy a mentir; estaba un poco nervioso, especialmente tras ver el papeleo, que decía: ‘Este buque experimental no ha sido aprobado ni certificado por ningún organismo regulador y podría provocar lesiones físicas, traumas emocionales o la muerte“. Pese a esos avisos, no han sido pocos los millonarios que han pagado los cerca de 250.000 dólares del pasaje para poder vivir la experiencia y la gran aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *