abril 21, 2024

UNAM: presupuesto y agandalle

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Pulsa para escuchar”]

Lo mismo en la Facultad de Economía que en Ingeniería y Filosofía ya se han dado suspensiones o paros de labores como una primera muestra de los vientos que se avecinan.

Las primeras protestas están poniendo sobre la mesa la opacidad
con la que se maneja el millonario presupuesto de la UNAM. Una
opacidad que permite lo mismo las pequeñas corruptelas que
operaciones de mayor calado siempre alejados del escrutinio público. 

Por eso el primer reclamo de los estudiantes es hacer luz sobre la
distribución de los recursos económicos de la UNAM, reparto que se
realiza con notorias injusticias.

Son muy grandes, por ejemplo, la diferencias salariales entre los
profesores de asignatura y los de tiempo completo. Y si en los
sueldos se dan esas grandes diferencias, lo mismo pasa con las becas
y con otros renglones presupuestales.

Es el caso de premios y estímulos. Y qué decir de los viajes.
Quién no conoce los casos de profesores e investigadores que viajan
a Japón, Europa o Estados Unidos en primera clase y con todos los
gastos pagados y muy generosos viáticos.

Cómo decir que no hay dinero para pagar mejores salarios a los
profesores de asignatura cuando se incurre en gastos dispendiosos de
este tipo. Y una cosa semejante puede decirse de la burocracia
universitaria. Salarios ínfimos  para la inmensa mayoría de
los trabajadores administrativos y de intendencia, y sueldazos para
jefes y directivos.

Se podrá argumentar que eso siempre ha ocurrido en la UNAM. Pero
está muy claro que el problema se agravó durante el periodo
neoliberal en el que las injusticias, el agandalle, el abuso y la
opacidad crecieron de modo exponencial.

La UNAM, al igual que el INE, fue tomada por el pensamiento y las
prácticas neoliberales. Y se ve que calaron honda y extensamente
durante esos 40 años de vigencia neoliberal.

Hoy, sin embargo, las cosas están cambiando. Y, como siempre, los
estudiantes van a la vanguardia.

La movilización y la toma de conciencia de las que hoy todo el
mundo es testigo apenas empieza. Pero no tardará mucho en
extenderse. La lucha por una distribución justa y sensata del
presupuesto universitario ya está en el orden del día.

 Leer más 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *