marzo 3, 2024

Valeria Coronel: ‘La feria de libro de Quito no ha tenido la responsabilidad y profesionalización necesaria’

En 2022, por ejemplo, la Feria Buenos Aires batió sus récords al superar 1’300.000 personas, 100.000 más que en 2019. En Guadalajara, el mismo año, hubo 800.000 asistentes; y en Bogotá, 600.000. Mientras que las personas que visitaron la Feria Internacional del Libro (FIL) de Quito fueron 24.000, según datos de la Red Metropolitana de Bibliotecas.

Para este 2023, las nuevas autoridades de la capital han anunciado que no se realizará la FIL. Valeria Coronel, secretaria de Cultura de Quito, explica los motivos y señala cuál es la estrategia para que uno de los eventos más relevantes de la literatura se constituya en un referente, como en los países vecinos.  (AVV)

¿Cuál ha sido el problema para que la FIL de Quito no se institucionalice?

Esta feria del libro estuvo, durante mucho tiempo, a cargo del Ministerio de Cultura, otros ratos a cargo de la Cámara Ecuatoriana del Libro y luego hubo un desplazamiento de la Feria, del Ministerio a la Secretaría de Cultura que asumió, pienso, sin la experiencia suficiente, la preparación que requiere una feria del libro de una ciudad capital como es Quito, con cerca de 4 millones de habitantes. En anteriores administraciones se hizo lo que se podía, pero de alguna manera, como es conocido, la feria no tuvo la dimensión, la responsabilidad y la profesionalización que debía tener. Incluso hubo un conflicto entre actores que forman parte de este gran espectro: industria del libro e industria editorial y de las redes comerciales del libro.

¿Cómo lograr que Quito tenga una feria del libro constituida y que sea parte de una agenda marcada a nivel nacional e internacional?

Se requiere la cooperación de muchos actores para tener la dimensión que requiere tanto la producción de libros de un país y una ciudad, como la FIL. El año pasado se dieron prácticamente tres miniferias, cada actor armó su feria y nosotros entramos a la gestión a finales de mayo de 2023 y empezamos a analizar los asuntos fundamentales, los mandatos claves que tenía la Secretaría, entre esos, todo el tema de la activación del espacio público para el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *