febrero 23, 2024

Wellington Toapanta._ Villavicencio, mártir

Agosto es mes histórico. Alberga catástrofes, celebraciones, conmemoraciones: el terremoto de Ibarra (16 de agosto de 1868); nacimiento de la República del Ecuador (13 de agosto de 1835); golpe de Estado (10 de agosto de 1809); se adiciona el magnicidio contra Fernando Villavicencio Valencia, mártir por su denodada e inquebrantable lucha contra la corrupción.

Villavicencio enalteció el principio del prócer Eugenio Espejo: “la prensa es el depósito del tesoro intelectual”; ávido y meticuloso lector, mantuvo la ruta del precursor independentista de escudriñar entretelones de rapiñas gubernamentales.

Villavicencio fue inmolado la víspera que la tradición conmemora el “Primer grito de la Independencia”, incompatible con la realidad histórica, porque el 10 de agosto de 1809 fue un golpe de Estado para mantener la monarquía; se constituyó “una Junta Suprema” que, brevemente, gobernó “como Representante de nuestro legítimo Soberano el Señor Don Fernando Séptimo…”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *