junio 19, 2024

Acciones del Grupo Wagner ¿Rebelión o golpe de estado?

El jefe del Grupo Wagner aseguró al inicio de su cruzada que ingresó a Rusia con sus tropas para deponer al mando militar ruso, enfatizando que él y sus 25.000 hombres estaban dispuestos a morir en su cometido.

El grupo Wagner se declaró en rebeldía contra el Ministerio de Defensa ruso por supuestos ataques de Rusia a sus posiciones; este incidente prendió la mecha del grupo paramilitar, que cruzó la frontera rusa para entrar en Rostov, con el objetivo de marchar posteriormente a Moscú. Esto preparó a Moscú para una eventual guerra, por eso los soldados construyeron rápidamente puestos de avanzada por la ciudad.

Sin embargo, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, intervino en una mediación y anunció que el líder de Wagner, Yevgeny Prigozhin, aceptó una propuesta para detener el movimiento de personas armadas de la compañía Wagner en el territorio de Rusia y tomar medidas adicionales de minimización de las tensiones. Por otro lado, el Kremlin informó que el caso penal fue cerrado y el líder del Grupo Wagner se radicará en Bielorrusia.

​La situación alrededor al grupo Wagner no afectará de ninguna manera el curso de la operación militar especial en Ucrania, declaró el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov. Asimismo, envió un mensaje para aquellos soldados del grupo Wagner que no participaron en la rebelión, garantizándoles contratos con el Ministerio de Defensa.

El odio a la traición de Vladimir Putin se reflejó en su severo discurso en la televisión nacional, donde acusó al líder de Wagner, Yevgeny Prigozhin, de una puñalada por la espalda y traición. De igual forma, este acto rompió las buenas relaciones entre el mandatario y su Ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, quien representaba el punto de discordia para el comando militar.

Durante el conflicto, Biden y Zelenski tuvieron en una llamada para abordar la sublevación del Grupo Wagner como tema principal, en ella discutieron la contraofensiva en curso de Ucrania, y el presidente Biden reafirmó el apoyo inquebrantable de Estados Unidos con beneficios a la seguridad, economía y labores humanitarias, señaló el comunicado de la Casa Blanca..

Luego de la retirada del Grupo Wagner las tropas desplegadas en Moscú para proteger a la capital de los mercenarios se retiraron de la capital; por otro lado, la gente invadió las calles y acudió en masa a los cafés. Igualmente, el tráfico en la ciudad rusa volvió a la normalidad y se eliminaron tanto los controles de carretera como los puestos de control, pero la Plaza Roja permanecía custodiada.

De interés​: Putin parece haber sobrevivido al motín tras la inesperada y efectiva mediación del líder bioelorruso Alexander Lukashenko, pero la posición de su Ministro de Defensa se encuentra entredicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *