junio 24, 2024

El mercado laboral y la Inteligencia Artificial

Los expertos esperan que la IA sustituya algunas funciones, pero también anticipan la generación de muchos puestos de trabajo, así la Generación Z tiene la oportunidad de aprender y adaptarse al mercado laboral con esta tecnología.

El revuelo que suscita la inteligencia artificial (IA) ha llegado mucho antes que su aplicación generalizada al mundo real. En estos momentos los grandes líderes de múltiples corporaciones se enfrentan a cambios complejos y continuos para superar en la próxima década las transformaciones potenciales de la IA en la vida laboral y la productividad.

Si los cambios tecnológicos continúan al mismo ritmo de evolución, los seres humanos estarán flanqueados por autómatas y robots el día de mañana, pues, ellos automatizarán todos los aspectos de nuestra vida. Hasta el momento, los avances en IA se han limitado a tareas muy específicas, como procesar grandes cantidades de información sobre algo muy concreto, el desarrollo de un juego, un diagnóstico sanitario o el reconocimiento de voz.

​Sin embargo, se estima que el 45% de las empresas de más rápido crecimiento en el mundo emplearán más máquinas inteligentes y asistentes virtuales que personas durante esta década; pero, no sólo los representantes de servicio al cliente deben estar preocupados. Por ejemplo, los vehículos sin conductor podrían reemplazar a choferes profesionales y los robo-escritores podrían generar artículos mucho más precisos sobre diversos temas.

Las organizaciones tienen múltiples opciones para los roles afectados por la inteligencia artificial más allá de simplemente eliminarlos; según el riesgo de impacto de la IA de un puesto y la proporción de habilidades de destreza digital, los liderazgos de las compañías pueden optar por concentrarse, adquirir, ampliar, redistribuir o reducir el tamaño del puesto..

A corto y medio plazo, la IA estará plenamente implementada e integrada en la sociedad, la fuerza laboral estará formada por máquinas y personas, pero, el verdadero éxito empresarial dependerá de la colaboración entre ambos activos laborales. Por ende, las empresas deben pivotar hacia nuevos modelos de negocio y los profesionales hacia nuevas habilidades o formas de trabajo.

El futuro no está escrito y por ello estas cuestiones están generando inquietudes fundadas en el ámbito social y profesional; aunque, los cambios deben ser acogidos con optimismo, preparación e incluso un necesario cambio de mentalidad y de cultura corporativa. Estas transformaciones tecnológicas son el presente lo que hagas tú como empresa y/o profesional marcarán tu destino.

De interés​: En la actualidad la tecnología se usa para entrenar algoritmos que predicen talentos y habilidades, vigilan el rendimiento, fijan objetivos y valoran resultados; estableciendo nuevas formas de seguimiento y control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *