abril 15, 2024

Cuando el arte de escribir se convierte en un acto de superación

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Female” buttontext=”Pulsa para escuchar”]


Cuando el arte de escribir se convierte en un acto de superación

Redacción: Dra. Jenifer Rojas | Para: Coral Noticias

El placer de escribir suele asemejarse a la gestación de un bebé; más allá de la concepción de la idea, su organización, redacción y, finalmente, la conversión en libro; se requiere de gran dedicación y minuciosidad.

Cuando un artista escribe un poema, ensayo, novela o cualquier otra obra literaria está convirtiendo los altos o bajos de su vida en una pieza creativa cargada de ingenuidad, aprendizaje y superación; de esta forma, la escritura deja de ser un producto de la magia para transformarse en algo mucho más grande lleno de perseverancia.

En esta oportunidad presentamos a Juana Ortiz, una artista que transformó los obstáculos en oportunidades para crecer, brillar e influenciar a otros a través del poder de la escritura; una fuerza única y potenciadora que solo unas pocas personas pueden aprovechar para generar un cambio social en el entorno.

Desde su nacimiento Juana ha tenido que enfrentar muchos desafíos derivados de una parálisis cerebral; sin embargo, esas dificultades la han motivado a seguir adelante y luchar por sus metas. Aunque, en el transcurso de su caminar haya tenido que esconder lagrimas, ocultar miedos y fingir ser feliz; cuando por dentro su alma lloraba de dolor.

En su libro “Lo Hice” relata a través de una narrativa singular como fue crecer en esa República Dominicana que aún vivía en las sombras de la exclusión, ignorancia y discriminación; incidencias sociales con las cuales tuvo que lidiar por el simple hecho de haber nacido con una enfemedad congénita que para nada le impidió crecer.

Durante su niñez asistir a la escuela fue tan solo una ilusión infantil con la que tuvo que vivir; pues no tenía el mismo privilegio de entrar a un aula escolar ¿La razón? Según los viejos paradigmas sociales era una niña incapaz de aprender; pero, en múltiples formas ella hacía de la lectura su mejor aliado para adquirir conocimientos académicos.

Todos estos eventos adversos para Juana se convirtieron en vivencias que fue entrelazando junto al poder de la escritura en una obra que nos muestra como las dificultades representan una oportunidad de superación; así el placer de escribir puede transmitir mediante palabras los valerosos actos de crecimiento de las personas.

Recuerda: Según palabras de Victor Hugo “Un escritor es un mundo atrapado en una persona”; es decir, un universo de vivencias transformadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *