junio 15, 2024

El precio para la repación del racismo en California

En los últimos años, miembros del Congreso han fracasado en crear una comisión para estudiar propuestas de reparación para los afroestadounidenses, sin embargo los debates locales se han intensificado en la última época.

En el estado de California, un grupo de trabajo estatal publicó un informe final que propone brindar reparaciones por los daños causados a las familias negras debido a la esclavitud, la segregación y la discriminación racial. El panel pide que los legisladores de California y el gobernador del estado, Gavin Newsom, aprueben una compensación monetaria para las personas negras afectadas.

Para calcular el costo de reparación un grupo de trabajo en California examinó los datos estatales sobre el impacto financiero de los daños en cinco categorías: salud, discriminación en la vivienda, expropiaciones injustas, devaluación de los negocios de las personas negras, encarcelamiento masivo y exceso de vigilancia policial.  Si bien esta lista de perjuicios no es exhaustiva y puede ser ampliada, prelminarmente se estima en US$1,2 millones por persona.

Todo se remonta a 1965 cuando la ciudad de Palm Springs empezó a arrasar en 1965 al barrio de mayoría negra conocida como la Sección 14, para así dar paso al desarrollo comercial en este lugar cercano al centro de la ciudad. Tras una larga investigación, un informe de 1968 del Departamento de Justicia de California consideró la destrucción de la zona como un “holocausto organizado por la ciudad”.

El informe de 1.000 páginas establece 115 recomendaciones legislativas para abordar las desigualdades entre los californianos negros, y garantizar que las injusticias de destrucción de la Sección 14 no vuelvan a repetirse. Desde el equipo de trabajo esperan que su informe ayude al público a comprender el verdadero coste del racismo en California, más allá de que el gobierno otorgue o no los pagos directos en efectivo..

Entre las prácticas discriminatorias analizadas se consideraron los encarcelamientos masivos, la vigilancia policial con sesgo racial, la discriminación en materia de vivienda, las desigualdades en la atención sanitaria y el racismo ambiental; eventos en los que se tienen identificadas víctimas o sus descendientes para establecer algún mecanismo de reparación.

Para Donald Tamaki, abogado, defensor de los derechos civiles y único miembro no negro del grupo de trabajo, las reacciones negativas a la propuesta de reparacion han sido frustrantes, pero previsibles. En su opinión, los críticos se asustan porque no están acostumbrados a considerar las reparaciones como una obligación social de las autoridades federales o locales.

De interés: En la actualidad California se encuentra actualmente en déficit presupuestario y es poco probable que el gobernador demócrata Gavin Newsom apoye un desembolso multimillonario en efectivo para las víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *