junio 24, 2024

Un nuevo naufragio conmociona a Europa

Las esperanzas de encontrar migrantes desaparecidos en las aguas del Egeo, se desvanecen con un escalofriante pronóstico: cientos de personas atrapadas en el interior de una embarcación pesquera a miles de metros de profundidad.

Un barco que se dirigía desde Libia a Italia con cientos de migrantes naufragó frente a Grecia y al menos 79 perdieron la vida, aunque probablemente aumentará el número de fallecidos. Por los momentos se desconocen las causas del accidente, incluso las condiciones meteorológicas en el mar Jónico eran buenas; pero, la embarcación volcó hacia las dos de la madrugada y se hundió en minutos.

El accidente ocurrido al suroeste de la península del Peloponeso, frente a las costas de Grecia, ya se convirtió en el hecho más mortífero de este tipo en lo que va del año y de confirmarse el número de víctimas el panorama podría empeorar; de esta forma, el naufragio del barco pesquero impactó no solo a Grecia, sino a parte importante de la comunidad internacional.

En la embarcación que naufragó viajaban más de 750 personas, en las primeras horas la cifra oficial de fallecidos es de 79 y los rescatados apenas llegan al centenar; por ende, puede haber más de 500 personas ahogadas en las profundidades de las aguas griegas. Por otro lado, la tragedia ha confirmado la existencia de una ruta migratoria con origen en Libia y con destino a Grecia.

Otro punto por analizar es si la bodega de la embarcación estaba llena de gente encerrada en la bodega durante el naufragio. El testimonio de un superviviente atendido en el hospital griego de Kalamata habla de un centenar de niños encerrados en la bodega, lo que sin duda obliga a las autoridades europeas a revisar su política migratoria.

El Papa Francisco ha enviado un telegrama de condolencia al Nuncio Apostólico en Grecia, el arzobispo Jan Romeo Pawłowski, el comunicado señala: “El Papa ofrece sus sentidas oraciones para los muchos migrantes que han muerto, sus familias y todas las personas traumatizadas por esta tragedia. Por los supervivientes, por quienes les prestan cuidado y por el personal de emergencia”.

Entre otras cuestiones a clarificar, consiste en verificar si la Guardia Costera griega acudió al rescate de la embarcación en apuros con la debida diligencia; aunque, los guardacostas griegos sostienen que la primera vez que ofrecieron ayuda, esta fue rechazada; otras fuentes aseguran que cuando la barcaza ya estaba en serios apuros, ellostardaron horas en acercarse.

De interés: El naufragio más letal que se recuerda en el Mediterráneo ocurrió el 18 de abril de 2015, solo hubo 28 sobrevivientes y los forenses concluyeron que el barco había zarpado con 1.100 personas a bordo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *