junio 24, 2024

Un viaje al pasado termina en tragedia

Los equipos de búsqueda han localizado restos de la implosión del submarino Titan en un gran campo de escombros, entre ellos el cono de ojiva del Titán y dos extremos del casco de presión.

La Guardia Costera de los Estados Unidos ha dado por muertos a los pasajeros del sumergible Titan por una “implosión catastrófica” producida en el submarino; aunque al principio los expertos dudaban de que el buque de exploración de aguas profundas implosionase y no se hubiese registrado una onda de sonido subacuática fuerte. Finalmente los indicios expuestos en la rueda de prensa señalan que esta sería la causa a los casi 4.000 metros de profundidad.

La nave fue diseñada entre la NASA y la Universidad de Washington según su creador Stockton Rush , construida con fibra de carbono y titanio;  a juicio de los expertos la embarcación debería ser capaz de soportar las presiones a las profundidades consideradas en esta expedición, calificada por la compañía para poder alcanzar profundidades de aproximadamente 4.000 metros.

En el submarino viajaban cuatro turistas y un tripulante encargado de pilotar la nave, propiedad de la empresa Oceangate Expeditions, que es la organizadora de este tipo de expediciones turísticas en aguas profundas. Lógicamente, los cuatro turistas eran personas muy acaudaladas porque el billete para visitar los restos del Titanic cuesta 250.000 dólares.

James Cameron, director de la exitosa película “Titanic” y quien ha realizado 33 inmersiones a los restos del naufragio, en un principio consideró que el Titán había implosionado, pero que tenía la esperanza de estar equivocado.  Cameron afirmó que, cuando escuchó la noticia de la desaparición del submarino se conectó con su pequeña comunidad en el grupo de inmersión profunda y descubrió que el sumergible había perdido la comunicación y el seguimiento simultáneamente.

La Casa Blanca agradeció a la Guardia Costera de EE.UU. y socios internacionales por sus esfuerzos de búsqueda y rescate del sumergible que desapareció en su camino hacia los restos del Titanic. Un portavoz de la Casa Blanca señaló que “Esto ha sido un testimonio de la habilidad y el profesionalismo que los hombres y mujeres que sirven a nuestra nación continúan demostrando todos los días”.

El cofundador de OceanGate, Guillermo Söhnlein, respondió a la noticia de la pérdida de la tripulación del Titan, incluido el director ejecutivo Stockton Rush y la calificó de trágica. Por otro lado, dos exempleados, que no eran ingenieros, expresaron preocupaciones de seguridad sobre el grosor del casco del Titán hace años cuando se construyó.

De interés: Con la implosión del submarino Titán cuando avanzaba hacia los restos del Titanic, surge la necesidad de replantear las reglas que rigen el nuevo turismo de alto nivel como el realizado por la empresa OceanGate Expeditions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *